Público
Público

La sombra de Ai Weiwei planea sobre la visita de Wen Jiabao a Berlín

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La sombra del activista chino Ai Weiwei, liberado esta semana por Pekín tras tres meses en prisión, planea sobre la visita a Alemania del primer ministro de China, Wen Jiabao, que desembarca hoy en Berlín con una comitiva de 13 ministros.

La situación del controvertido artista y de otros activistas del país asiático desvela la falta de respecto por los derechos humanos por parte del Gobierno chino, asunto que ya ha provocado fricciones entre ambos países en el pasado y que aparece siempre en la agenda de los encuentros bilaterales.

La de este viaje de Wen a Berlín, encabezando las primeras consultas gubernamentales chino-alemanas, no será una excepción, según aseguró en declaraciones al rotativo "Welt am Sonntag" el ministro de Asuntos Exteriores alemán, el liberal Guido Westerwelle.

"La calidad y profundidad de nuestras relaciones nos permite también abordar abiertamente asuntos complicados", señaló el titular de Exteriores.

Westerwelle subrayó a este respecto su determinación de recordar a la misión china "cuán importantes" son para el Gobierno alemán "la libertad de opinión, la libertad de prensa y el respeto a los derechos humanos".

Con respecto a Ai, expresó su esperanza de que en breve pueda incorporarse como profesor a la Universidad de las Artes de Berlín, tal y como había decidido antes de su detención, y a que se levanten las restricciones que aún pesan sobre él.

"A pesar del alivio que supone que Ai Weiwei esté de regreso con su familia persiste el hecho de que su libertad está sujeta a más restricciones opresivas", señaló el titular de Exteriores.

El Gobierno alemán fue uno de los más activos en Occidente tras la detención de Ai, y la revista "Der Spiegel" llegó a publicar que la propia canciller, Angela Merkel, escribió al Gobierno chino para exigir que se le tratase de acuerdo con los derechos humanos, un extremo nunca confirmado por la Cancillería.

Algunos observadores internacionales han coincidido en caracterizar la imprevista liberación de Ai y de otros disidentes chinos, como Hu Jia, de un guiño de Pekín al Ejecutivo alemán previo a las consultas bilaterales.

En su viaje a Alemania, dentro de una gira europea que le ha llevado ya a Hungría y Reino Unido, el primer ministro chino tiene previsto entrevistarse con el presidente alemán, Christian Wulff, la canciller y la mayoría de ministros de la república federal.

En estos encuentros, los representantes de ambos gobiernos van a firmar una serie de acuerdos y memorandos para estrechar sus lazos en materia económica, comercial y educativa.

La visita comenzará hoy con una recepción oficial a la misión china en la Villa Liebermann, en las afueras de Berlín, y verá su plato fuerte el martes, con multitud de actos y encuentros de nivel ministerial y la celebración del sexto Foro germano-chino de cooperación económica y tecnológica.

Será la primera vez que Alemania y China celebran consultas bilaterales, ya que hasta ahora Berlín reservaba su máximo nivel de contactos a sus principales socios europeos, así como a EEUU, Rusia e Israel.