Publicado: 19.12.2013 14:47 |Actualizado: 19.12.2013 14:47

Sometidos a pruebas de ADN siete adultos y diez niños para determinar si existe un presunto caso de trata

La investigación fue abierta a raíz de que el Defensor del Pueblo alertara sobre la utilización de menores para obtener un trato preferente para entrar en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Diez niños y siete adultos que están acogidos en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Ceuta han sido sometidos a pruebas de ADN por un posible caso de trata de niños.

Según han explicado fuentes del Área de Menores de Ceuta, que lleva a cabo estas pruebas en una investigación abierta con la Fiscalía, todos los adultos han decidido someterse a estas pruebas, que ya han pasado diez niños acogidos en el CETI.

Desde el Área de Menores se ha indicado que en el supuesto de que el resultado sea negativo, sería necesario abrir un nuevo expediente para determinar la relación del adulto con el menor.

La Ciudad Autónoma, que tutela a estos menores, está investigando diez casos de niños que llegaron a Ceuta acompañados de adultos con el fin de acreditar su relación paternofilial dentro del CETI, donde actualmente conviven unos 22 menores, la mayoría de ellos procedentes de Siria. La investigación se ha puesto en marcha a raíz de que el Defensor del Pueblo alertara sobre la utilización de menores con los que los adultos obtienen un trato preferente para entrar en España.

El personal del Área de Menores de Ceuta ha realizado entrevistas individuales a los diez niños así como pruebas de ADN para comprobar el vínculo biológico con los siete adultos que dicen ser sus padres pero que carecen de documentos para confirmar el vínculo de filiación.


La Policía Nacional ha detenido en el puerto de Algeciras (Cádiz) a un hombre y a su hermana por intentar introducir en España a dos menores escondidos en vehículos eludiendo los controles fronterizos. Según ha informado la Comisaría local, la actuación se produjo cuando los agentes realizaban un control policial de entrada a España de viajeros procedentes de Marruecos.

En ese momento, los agentes observaron que la copiloto de un vehículo mostraba una actitud nerviosa y parecía que ocultaba algo debajo de la túnica que vestía, comprobándose finalmente que escondía a una chica entre el hueco del asiento y el salpicadero del copiloto. En las posteriores comprobaciones, los agentes identificaron a la joven oculta como una menor, de 14 años y sin residencia legal en España.

Iniciada la correspondiente investigación por parte de la Unidad contra las Redes de Inmigración y Falsificación (UCRIF) de la Comisaría de Algeciras, se pudo determinar que la menor que intentaban introducir en España era hija de una ciudadana marroquí residente en el país y que había existido conveniencia entre su madre y los dos detenidos, que intentaron pasar irregularmente los controles fronterizos con la menor. Los detenidos, A.E.M, de 32 años, y su hermana V.E.M., de 35 años han sido ya puestos a disposición judicial.

En otra intervención policial, los agentes inspeccionaron un vehículo Seat Toledo, en el que viajaban I.B. de 34 años, y su esposa A.D. de 26 años, que resultaron también detenidos por inmigración ilegal. Tras el preceptivo control documental, encontraron a un niño de tres años escondido debajo del asiento del copiloto y tapado con una toalla y con las ropas de la mujer que viajaba sentada en el mismo.