Público
Público

Somiedo, 10 de 10

Este valioso espacio natural es un espectáculo de valles y bosques que se extiende a lo largo y ancho de unas 30.000 hectáreas situadas al sur del Principado asturiano.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un aura de magia y oculta grandiosidad envuelve una de las zonas más remotas y desconocidas de la península ibérica. Su peculiar orografía ha mantenido a Somiedo lejos de la voracidad urbanizadora, permitiéndole guardar, aún hoy, un admirable equilibrio entre hombre y naturaleza.

Esta naturaleza envidiable le ha permitido ser uno de los pocos lugares en Europa donde aún habitan osos pardos en libertad. La UNESCO ya declaró este territorio Reserva de la Biosfera.

Pero tan notables como sus valores naturales son los valores etnográficos de estos cinco valles (Saliencia, Valle del Lago, Puerto de Somiedo, Perlunes y Pigüeña) que conforman el Parque, rincones en los que unas difíciles condiciones de vida han legado un singularísimo acervo cultural.

01 Pola de Somiedo
La capital del concejo se asienta en el valle que atraviesa el río Somiedo de norte a sur. Se halla en el mismo interior del Parque, y desde hace unos años vive volcada fundamentalmente hacia el turismo. El patrimonio monumental se limita a la casa de Álvaro Flórez, del siglo XVIII. A mediados del mes de agosto se celebra el Mercao de Nueite, un mercado de artesanía y de productos típicos.

02 Centro de Recepción e Interpretación del Parque Natural de Somiedo
Se encuentra situado en Pola de Somiedo. Cuenta con una amplia variedad de recursos didácticos sobre los procesos naturales y los diferentes aspectos que se deben tener en cuenta: biogeografía, clima, geología, hidrografía y aprovechamiento del agua, suelos, vegetación, etnografía, uso público, protección, gestión y fauna, prestando una especial atención al oso pardo. Está abierto todo el año y en él se puede visitar una exposición permanente sobre el Parque. Tel. 985 76 37 58.

03 Ecomuseo de Somiedo
Una hermosa casona de piedra y madera sirve de sede a este museo en Pola de Somiedo. El Ecomuseo pretende dar a conocer todos aquellos elementos etnográficos, desde un simple cesto a una braña, que conforman una cultura rural que está en vías de desaparición, pero que aún puede rastrearse en los pueblos y el paisaje somedano. Consta de dos sedes principales. Una está en Pola de Somiedo, y en ella se exponen las herramientas y los utensilios de diversos oficios: madreñeiros, goxeiros, ferreiros, carpinteiros, filanderas... La otra sede se encuentra en el pueblo de Veigas, donde se muestran tres casas que conservan el mobiliario y la distribución tradicional. Las tres viviendas están cubiertas con un teito de escoba. Tel. 985 76 39 84 / 985 76 36 52.

04 Flora
Los bosques cubren casi una cuarta parte de todo el concejo de Somiedo. Los más abundantes son los hayedos, en cuyo interior se localizan con frecuencia formaciones de acebo. Después es el robledal la siguiente formación en importancia. Aquí en Somiedola la flora tiene una importante componente endémica. Algunas plantas son exclusivas de este territorio y de las tierras leonesas colindantes, como la Centaurium somedanum.
Los matorrales desempeñaban un papel importante, ya que algunos, como la escoba, eran aprovechados para la construcción de la techumbre vegetal (teito).

05 Fauna
El Parque Natural de Somiedo ha logrado conservar una de las más completas y equilibradas representaciones de la comunidad faunística de la Iberia atlántica. En sus hayedos se han censado numerosos cantaderos de urogallo. Tiene, además, el mayor núcleo de osos pardos de la Península. También abundan el armiño y la marta, junto a una nutrida población de lobos, jabalíes y corzos.

06 Valle de Lago
Situada a ocho kilómetros de Pola de Somiedo y a 1.200 metros de altitud, es la población desde la que parte uno de los itinerarios más transitados del parque: el que conduce hasta el Lago del Valle, el mayor lago de Asturias, de origen glaciar, situado a 1.580 metros de altitud.

07 Los lagos
Si algo caracteriza al Parque, además de los osos y las brañas, son sus lagos. La mayoría de pequeñas dimensiones pero en espectaculares enclaves siempre cercanos a las alturas que delimitan Asturias y León. La amplitud de los valles altos revelan que han sido modelados por glaciares. El resultado es una asombrosa sucesión de lagos de circo glaciar: La Cueva, Calabazosa, Cerveriz, Lago del Valle, Lagunas del Páramo...

08 Área forestal de La Malva
A medio camino entre Pola de Somiedo y la localidad de El Castro, en la carretera AS-227, se sitúa la central eléctrica de La Malva, que entró en funcionamiento en 1917. Durante su construcción se acometió el acondicionamiento forestal de una pronunciada ladera, abriéndose un camino carretero que, desde el paraje de La Cueva de La Malva, descendía en zigzag. Una vez que el camino dejó de ser útil, fue transformándose en una zona forestal de la que se apoderó una vegetación natural. Por ello, en la actualidad, conviven aquí gran número de especies autóctonas de Somiedo con otras que han sido introducidas por el hombre. Muchos de aquellos árboles alcanzan hoy un porte monumental.

09 La Peral
Al sur del territorio del Parque, trepando casi a lo alto del puerto de Somiedo, se sitúa este pequeño pueblo. La Peral es una braña vaqueira, la que mayor número de teitos conserva a día de hoy. En su día fueron viviendas pero ahora son mayormente utilizadas como cuadras.

10 Saliencia
Se encuentra al final del valle del mismo nombre. En sus inmediaciones se descubren algunas de las agrupaciones de brañas más interesantes de Somiedo, como las de La Mortera y La Campa. Desde Saliencia puede subirse, por carretera, hasta el alto de La Farrapona, desde donde podemos tomar una pista situada a la derecha, y que si se sigue de frente, nos llevaría al pueblo de Torrestío perteneciente ya en León, atravensando en su recorrido la que es conocida como Ruta de los Lagos.