Publicado: 13.05.2014 00:01 |Actualizado: 13.05.2014 00:01

¿Son iguales PP y PSOE?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

De las calles, el mensaje se trasladó a las redes sociales y, de ahí, lo asumieron los partidos que se sitúan al margen del bipartidismo. "PP y PSOE son lo mismo" se ha convertido en una de las frases más repetidas en los últimos años. Cogió especial fuerza a raíz de que en pleno agosto de 2011 y en apenas unas horas las dos grandes formaciones políticas españolas improvisaran y ejecutaran una modificación constitucional que instauró el cumplimiento de la estabilidad presupuestaria como la prioridad absoluta y obligatoria de las instituciones. 

Desde entonces esa idea, la de que no existen diferencias entre PP y PSOE, pesa como una losa en las espaldas de ambas formaciones, si bien la más perjudicada es la de los socialistas si se tienen en cuenta los resultados electorales y las encuestas. Ahora, a dos semanas de las elecciones europeas, el asunto ha entrado de lleno en campaña después de que hayan surgido voces que desde las élites económicas apuestan claramente por una gran coalición entre los dos partidos, opción que reiteradamente ha sido rechazada por el que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba.

Pastor: "Han compartido el núcleo duro de las políticas neoliberales"

Público ha querido plantear ese interrogante a cinco expertos en política. ¿Son iguales PP y PSOE? Los profesores y catedráticos de Ciencia Política sostienen desde distintas perspectivas que no son equiparables ni sus trayectorias, ni sus objetivos, ni, sobre todo, sus bases electorales. Apuntan a que existen similitudes y diferencias, y cada uno introduce sus propios matices.

"Es un eslogan que no es nuevo", afirma Julián Santamaría, catedrático de Ciencia Política de la Universidad Complutense de Madrid, cuando se le menta el "PP y PSOE son lo mismo". Y como principales beneficiados del mismo sitúa tanto a IU como al PP, "que trata de asemejar los errores y las malas prácticas que en algunos casos han caracterizado las políticas del PSOE a los suyos". Si ambas fuerzas fueran iguales, apunta Santamaría, "no se explicaría cómo se ha producido ese clima de crispación política a lo largo de las últimas décadas". 

El más cercano a la tesis de la integración del bipartidismo es Jaime Pastor, profesor de políticas de la UNED y miembro de Izquierda Anticapitalista. Tanto PP como PSOE son, a su juicio, "pilares básicos del régimen de 1978" y "han compartido el núcleo duro de las políticas neoliberales" puestas en marcha por sus diferentes gobiernos. Por ello considera que las únicas diferencias, las que sí ve entre ambas formaciones, son "secundarias" y tienen que ver con temas menores.  

Cotarelo: "Hay menos distancia entre Rubalcaba y Rajoy que entre Rubalcaba y las bases del PSOE"

"Obviamente no son lo mismo, porque no serían dos partidos", añade, por su parte, Ramón Cotarelo, catedrático de Ciencia Política de la UNED. Y eso que, según su punto de vista, desde el PSOE "parece que están empeñados en serlo". "Hay menos distancia entre Rubalcaba y [el presidente del Gobierno, Mariano] Rajoy" que entre el líder socialista y las bases de su partido", afirma, "que sí están en la izquierda".

Cristina Ares, profesora en la Universidad de Santiago de Compostela y exconcejal del PP en Lugo, es de la tesis que comparten prácticamente todos los consultados: que los dos grandes partidos "no son exactamente lo mismo" a pesar de que en diversas instituciones como las europeas, diseñadas por ellos mismos, reconoce que no tienen un mayor margen de actuación que el que les permite aprobar iniciativas políticas similares.

"Son los dos grandes partidos de gobierno pero no por ello son exactamente lo mismo", reafirma, finalmente, el catedrático de Ciencia Política de la Universidad de Barcelona, Pere Vilanova. Es por esa razón, por su condición de formaciones de poder, por la que no pueden hacer "propuestas más intransigentes" como sí las hacen otras fuerzas más pequeñas. El problema, apunta, es que PP y PSOE "compiten por el centro", un mismo electorado al que ofrecer propuestas similares tanto desde el centro izquierda como desde el centro derecha. 

Vilanova: "En los temas sociales es donde existen más diferencias"

Además de las políticas "neoliberales", Pastor enumera diferentes similitudes que asemejarían a socialistas conservadores. Entre otras, enfatiza en el hecho de que "comparten un nacionalismo español que se niega a reconocer la pluralidad nacional del Estado". Ares añade políticas económicas, como las puestas en marcha por ambas formaciones en Europa, y que en su opinión se deben al tradicional "empate técnico" que suelen obtener en las elecciones europeas. Esto obliga a las grandes familias políticas del continente a pactar para poder ejercer su influencia sobre los gobiernos.

Cotarelo incorpora más semejanzas, si bien culpa de las mismas al PSOE, que "se ha convertido en un partido dinástico que apoya la monarquía" o que se ha posicionado "en contra del derecho de autodeterminación" colocándose al mismo nivel que el PP en debates como el abierto en Catalunya.

A la hora de mencionar las diferencias entre socialistas y conservadores, las líneas insalvables entre uno y otro, el más insistente es Santamaría. "Sus políticas económicas no han sido ni similares. [El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez] Zapatero no tocó la educación ni la sanidad, los pilares básicos, a diferencia del PP que sí está haciendo recortes en ambas materias", asegura. "En los temas sociales es donde existen más diferencias", añade Vilanova. "En su aplicación de la gobernanza neoliberal el PP es neoconservador y autoritario, mientras el PSOE tiene unas formas más liberales y pone en marcha políticas de reconocimientos de derechos civiles", remacha Pastor.

Santamaría: "Zapatero no tocó la educación ni la sanidad, a diferencia del PP"

Con la vista puesta en las próximas elecciones europeas, Ares remarca, asimismo, que PP y PSOE mantienen dos programas electorales bien diferenciados. Así, mientras los conservadores "pretenden dar pasos atrás en la integración europea" y ponen como condición indispensable para crear empleo "que haya crecimiento económico", los socialistas "plantean cambios democráticos poniendo encima de la mesa cambios en el funcionamiento del Parlamento Europeo" y "apuestan por el estímulo del dinero público" para conseguir nuevos puestos de trabajo. 

Santamaría sí percibe un mal común de los dos grandes partidos, pero lo atribuye también al resto de formaciones políticas: "La identificación de la responsabilidad política con la responsabilidad penal". Esto significa, según él, que las formaciones no destituyen a sus cargos imputados hasta que están condenados por la Justicia.


http://www.quoners.es/debate/son-iguales-pp-y-psoe
http://www.quoners.es/debate/cual-es-tu-cancion-preferida-de-antonio-vega