Público
Público

Soñando con estrellas

El Año Internacional de la Astronomía es la excusa perfecta para una visita con niños a los planetarios españoles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aprender los sugestivos nombres de la constelaciones, mirar a la Luna cara a cara, caminar entre relojes y calendarios solares... 2009 es el Año Internacional de la Astronomía y esta, como cualquier otra, puede ser la excusa perfecta para una excursión con los más pequeños de la casa a los templos españoles de esta disciplina: los planetarios. Hoy os presentamos cinco de los más activos para introducirse en los misterios de tan celeste disciplina:

CASA DE LAS CIENCIAS DE A CORUÑA
En pleno Parque de Santa Margarita, como escondido entre la frondosidad vegetal de un recinto que ya de por sí es una buena alternativa para una tarde con niños, se encuentra este palacete. En su interior, un planetario en la cima y tres plantas de exposiciones en las que se pueden desde practicar experimentos físicos hasta ver cómo nacen los pollitos. La vida en múltiples facetas y con un marcado carácter interactivo. Aquí (casi) todo se puede tocar y probar. En lo que a astronomía se refiere, los últimos sábados del mes los visitantes pueden iniciarse en la observación del cielo y aprender a localizar las constelaciones, estrellas y planetas más brillantes. En su planetario la Casa de las Ciencias ofrece además un particular viaje por el espacio-tiempo, que nos conducirá desde el Big-Bang hasta la actualidad. Y si os dais prisa, hasta el 15 de noviembre se programan actividades especiales con motivo de la Semana de la Ciencia.

PARQUE DE LAS CIENCIAS DE GRANADA
Su planetario es uno de los grandes atractivos: más de siete mil estrellas proyectadas y la posibilidad de observar en minutos sucesos que tardan horas, meses y años en producirse. No es la bóveda celeste en todo su esplendor, pero posibilidades didácticas no le faltan. Cuatro noches al mes, un poco después de la puesta del sol, este espacio se convierte en un observatorio astronómico para ver con prismáticos y telescopios el cielo estrellado, la Luna y los planetas visibles esa noche. El jardín de la Astronomía, en el mismo recinto, permite a los pequeños y no tan pequeños contemplar relojes, maquetas y calendarios solares. Y durante todo el año, la exposición permanente del Parque de las Ciencias ofrece diversas posibilidades para los amantes de sus disciplinas, desde conocer más datos sobre el ADN o el inicio de la vida en la Tierra hasta penetrar en un caleidoscopio gigante en la sala Percepción, experimentar la fuerza del viento en la sala Eureka, jugar con la ciencia en la sala Explora, conocer el legado de Al-Andalus y contemplar un mariposario tropical.

PLANETARIO DE MADRID
Situado en una elevación del Parque Tierno Galván, el Planetario de Madrid no es uno de los lugares más turísticos de la capital, pero sí un buen mirador para contemplar buena parte de la ciudad. Sus efectos especiales, además, permiten contemplar la apariencia de la noche estrellada, el movimiento de los planetas, el sistema solar, las explosiones estelares, púlsares, agujeros negros, galaxias.... Y otras citas y paradas que no deberían perderse: la sala de astrónomos, el telescopio de la Torre del Observatorio y las reuniones que con periodicidad reúnen a numerosos aficionados a la astronomía con sus telescopios en la terraza del edificio.

COSMOCAIXA BARCELONA Y COSMOCAIXA MADRID
En Barcelona, la Plaza de la Ciencia de este museo se ha convertido en un lugar de reunión para los aficionados a la astronomía, especialmente cuando se organizan plantadas de telescopios, tanto nocturnas como diurnas. Fuera de estas actividades especiales, puede optarse por dar una vuelta a la galaxia en su planetario, que cuenta con tecnología 3D y un potente sistema audiovisual de alta definición. Por su parte, Cosmocaixa Madrid ofrece espacios para que tanto pequeños como mayores puedan descubrir los secretos del cielo: el Planetario Burbuja presenta estrellas fugaces, planetas lejanos y cometas a niños y niñas de 4 a 10 años, mientras que el Planetario digital va más allá y brinda un avanzado sistema de simulación astronómica en tres dimensiones para ser testigo de los fenómenos cósmicos más espectaculares. Espacios del museo especialmente pensados para los pequeños de la casa son la 'Sala de la Materia', el 'Click de los niños' (donde pueden manejar instrumentos científicos adaptados a su tamaño), 'Explora los cinco sentidos' o '¡Toca, toca!', que permite conocer más de cerca algunos ecosistemas terrestres a través de diversas actividades. Aquí lo complicado es aburrirse.


web