Público
Público

Sondeos a pie de urna apuntan a que la Ley de Caducidad será anulada en Uruguay

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los sondeos a pie de urna realizados en las elecciones generales y plebiscitos celebrados hoy en Uruguay apuntan a que una mayoría de los votantes respaldaron la anulación de la Ley de Caducidad de los crímenes cometidos por la dictadura.

Sin embargo, según las encuestadoras Interconsult, Factum y Equipos Mori, responsables de los sondeos, en el segundo plebiscito votado hoy los uruguayos habrían rechazado la reforma para habilitar el voto por correo para los residentes en el exterior.

Un total de 2.563.397 de uruguayos votaron hoy la elección de su nuevo presidente y la composición del Parlamento que regirá los destinos de esta nación a partir del 1 de marzo de 2010, además de sendos plebiscitos sobre la posible anulación de la Ley de Caducidad y la introducción del voto epistolar.

La Ley de Caducidad que dejó impunes las violaciones de derechos humanos cometidas por militares y policías de la dictadura fue aprobada en 1986 al concluir ese régimen cívico-militar (1973-1985) y ya fue refrendada en un primer plebiscito en 1989.

Sin embargo, una campaña organizada por sindicatos, grupos de izquierda y organizaciones de derechos humanos logró reunir hace unos meses las 250.000 firmas necesarias para reclamar una nueva consulta, la celebrada hoy en el marco de las elecciones generales.

La anulación demanda que más de la mitad de los votantes que acudieron a las urnas depositen en su sobre general de votación la papeleta a favor del sí, la única que había para este plebiscito.

La nulidad de la Ley de Caducidad se había convertido también en un motivo de disputa entre los partidos políticos, con acusaciones abiertas de utilización electoralista de un tema tan delicado.

Así, los dos principales contendientes en las elecciones generales, el oficialista José Mujica y el opositor Luis Alberto Lacalle, habían presentado posturas irreconciliables al respecto.

El Frente Amplio, que parte como favorito para revalidar su victoria de 2004 en las urnas, respaldaba la anulación de la Ley de Caducidad y así lo hizo saber con sus principales líderes firmando a favor del fin de la norma.

Las principales fuerzas de la oposición, los Partidos Nacional y Colorado, mantuvieron posturas discordantes en su seno aunque predominaron quienes se oponían a la nulidad de la ley.

Así, Lacalle, que fue presidente de Uruguay entre 1990 y 1995 y que ahora es candidato de nuevo a ese cargo por el Partido Nacional, subrayó ayer que la Ley de Caducidad ya "fue sometida a un referéndum y ratificada" por un 57 por ciento de la población.

Recordó que al concluir la dictadura en 1985 además de la Ley de Caducidad se dio una amnistía para los guerrilleros tupamaros que habían puesto en jaque al gobierno democrático uruguayo de los años sesenta.

El candidato a la vicepresidencia por el oficialista Frente Amplio, Danilo Astori, dijo ayer, en la víspera de estos comicios y plebiscitos, que su intención era votar por la anulación de la ley de forma que "ello permita llevar adelante investigaciones que en el pasado estuvieron detenidas precisamente por la vigencia de la ley".

Tras conocerse por estos sondeos que esta norma ha podido resultar anulada por el plebiscito, miles de personas convocadas por la Coordinadora por la Nulidad de la Ley de Caducidad salieron a la calle a celebrar.