Público
Público

Sonisphere: dejen paso a los caballeros del metal

Slayer, Megadeth, Rammstein, Faith No More, Deftones y Alice in Chains toman Getafe este fin de semana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sonisphere, la idea europeista (se celebra durante el mes de julio en otras 10 ciudades del viejo continente) con más éxito desde la Noche en Blanco, aterriza este fin de semana en Getafe (Madrid). Si el año pasado este festival llenó hasta la bandera el Parc del Forúm de Barcelona con un cartel que dejaba poco sitio a la sutileza, comandado por Metallica y Slipknot, su primera incursión en la meseta viene cargado con lo mejor del metal y el heavy de las últimas décadas.

Destaca la primera actuación de Faith No More en España desde su regreso a los escenarios el año pasado, después de once años de silencio, y la presencia de Megadeth y Rammstein. Dos escenarios repletos de joyas, y con una gran idea: ningún concierto se va a superponer en horarios, para que todo el mundo pueda degustar el menú que propone.

Si en 2010 sorprende la mezcla de sonidos que consiguieron el quinteto de San Francisco, en los años 80 y 90 poco más o menos que parecían extraterrestres: bajos funkis, baterías marciales, teclados ora atmosféricos, ora dramáticos, guitarras chirriantes-metaleras y pobladas de wah-wahs y... Mike Patton. Más que un cantante, un instrumento más, capaz de atacar y despellejar cualquier estilo de música. Faith No More fueron capaces de sacar una obra maestra absoluta (Angel Dust), dos obras mayores (The Real Thing y Album of the Year) y el que podría ser considerado el bautismo del nu-metal (King For a Day, Fool For a Lifetime). Los setlist de sus últimos conciertos por Norteamérica son un recopilatorio de sus grandes éxitos e incluyen versiones de Michael Jackon y Burt Bacharach. Su último concierto en Madrid fue en la minúscula sala Revolver en 1995, bajo un asfixiante calor. 15 años más tarde, tocarán ante 20.000 personas.

El primer concierto en España de Deftones sin su bajista Chi Cheng, todavía convaleciente de un accidente de tráfico que le dejó en coma en 2008. Conocidos como los Radiohead del metal, por lo poliédricos y emocionales de sus temas, van a defender su último y notable disco, Diamond Eyes. ¿Por fin veremos su mejor cara en directo?

Lo más cercano que estuvo el grunge al heavy (con excepción de Soundgarden) fue está banda de Seattle que se sobrepuso a la muerte por sobredosis de su cantante, Layne Staley. La vuelta a los escenarios de 2005 les trajo a Madrid con su nuevo frontman, William DuVall que demostró estar a la altura con el repertorio clásico de la banda. Ahora tocarán canciones nuevas de su último disco, Black Gives Way to Blue.

La banda alemana mantiene su leyenda a base de directos espectaculares, por la nitidez de su sonido y lo pirotécnico de su espectáculo-rodillo. Al igual que sus compatriotas en fútbol, siempre dan la talla. Otro gallo canta en sus discos, cada vez más previsibles y faltos de imaginación.

Slayer y Megadeth forman el dúo de la muerte del trash metal (sólo falta Metallica y Anthrax para formar el póker conocido como Los Cuatro Grandes). Ambos se verán las caras en Getafe, con sus ritmos aplastantes y acelerados. Dave Mustaine y sus secuaces quieren pasar el rodillo y aplastar a el público de Sonisphere con su mezcla de heavy metal clásico y trash. Como principal novedad, a parte de los temas de Endgame, su último trabajo publicado en septiembre del año pasado, la banda estadounidense contará con el bajo de Dave Ellefson, miembro original del grupo. Slayer tendrán una oportunidad de oro para borrar el frío recuerdo de su actuación en Festimad 07.