Público
Público

Sonrisas y lágrimas para Hamilton en la sede de McLaren

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El nuevo campeón de la Fórmula Uno, Lewis Hamilton, tuvo el miércoles un emotivo retorno a la sede británica de McLaren y prometió a los empleados que se quedará en la escudería.

La fábrica, ubicada a 32 kms al sur de Londres, construyó el monoplaza que el piloto inglés condujo en la final del campeonato, que se disputó el domingo en Brasil, que se decidió en la última vuelta, y Hamilton llegó en él entre vítores.

El campeón más joven de la categoría, de 23 años, se vio cegado por un mar de 'flashes' mientras subía a la plataforma donde se han colocado los trofeos de las últimas dos temporadas, 22 podios en 35 carreras.

Más de 1.000 empleados, casi todos ellos en el luminoso uniforme naranja de la compañía y muchos de ellos con los ojos llorosos de la emoción, dieron un gran apoyo a su héroe mientras le rodeaban y éste les daba las gracias.

"Cuando miro hacia atrás a cuando tenía 13 años y visité la vieja fábrica, y todo lo que ha ocurrido desde entonces, y ahora aquí estamos, campeones del mundo", dijo el piloto, recibiendo los gritos de aprobación de la audiencia.

"He visto a tantos de vosotros durante años y saber que soy parte de este equipo y poder hacer a tanta gente tan feliz, estoy un poco abrumado", expresó.

Hamilton avanzó a través de la muchedumbre, posando para los fotógrafos y firmando autógrafos en el edificio impoluto y de última tecnología, que parece más el teatro de operaciones de hospital que una fábrica de coches tradicional.

El piloto inglés habló de como solía tocar los coches de ex campeones como Ayrton Senna y Mika Hakkinen, mientras trataba de imaginar como sería conducirlos.

"Ahora puede tener mi coche aquí, un coche que gracias a vosotros, chicos, no ha parado nunca, con el número uno en él, y eso me hace todavía más orgulloso", afirmó, al tiempo que aseguró que se quedará en McLaren.

Al ser preguntado por las posibles comparaciones con el presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, Hamilton, el primer piloto negro de la categoría en ganar el Mundial dijo que estaba "feliz y orgulloso" de ver ganar a Obama, aunque le quitó importancia a su propio logro.

"No creo que quiera ser una inspiración para ningún grupo en particular, (este título mundial) abre puertas para todos los grupos", afirmó.