Público
Público

Sony Ericsson ve pérdidas de hasta 390 millones el 1er trimestre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sony Ericsson avivó los temores sobre un derrumbe del consumo el viernes, cuando el cuarto productor mundial de teléfonos móviles dijo que venderá apenas la mitad de teléfonos que vendió el último trimestre y que espera pérdidas de hasta 390 millones de euros.

Sony Ericsson dijo que espera vender solo 14 millones de teléfonos entre junio y marzo, debido a una débil demanda y el recorte en los stocks de los distribuidores. Los analistas consultados por Reuters en enero esperaban ventas de entre 15,5 y 21,8 millones de teléfonos.

"Los inversores están cuestionando todo el mercado ahora, a pesar de que creo que el tema de Sony Ericsson es más una cuestión de la compañía", dijo Jari Honko, analista de eQ Bank.

Palm, rival estadounidense de Sony Ericcson, informó de un aumento de las pérdidas para el trimestre diciembre-febrero y dijo que los ingresos se hundieron un 70 por ciento respecto al año anterior.

La industria de móviles ha entrado en su peor año en un momento en el que los consumidores han controlado el gasto y los distribuidores tratan de limpiar los stocks de teléfonos sin vender después de unas pobres ventas navideñas

"El mercado, en conjunto, continúa siendo muy competitivo", dijo la analista de Gartner Carolina Milanesi.

DÉBIL TRIMESTRE

Sony Ericsson dijo que espera unas pérdidas del cuatrimestre antes de impuestos de 340-390 millones de euros, y encara un segundo año de pérdidas.

"Es una catástrofe real. Son unas pérdidas muy grandes y están probablemente perdiendo mucha cuota de mercado", dijo Greger Johansson, de la firma analista Redeye.

"Es obvio que los volúmenes son mucho menores de lo que el mercado había pensado. Y sobre todo, las pérdidas son muchísimo mayores", añadió.

El éxito de Sony Ericsson se ha construido sobre una fuerte oferta de teléfonos de gama media con cámaras de alta calidad y reproductores de música, pero esta parte del mercado de móviles está sufriendo el mayor caída este año, con los operadores promocionando teléfonos más caros.