Público
Público

Sony felicita a los sindicatos por su "esfuerzo y responsabilidad"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La dirección de Sony ha felicitado a los sindicatos por "el esfuerzo y la responsabilidad" que han mostrado en el proceso negociador del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que presentó la compañía y que ha concluido hoy con su retirada y la garantía de continuidad de la planta catalana.

Tras una última reunión maratoniana, que ha durado más de catorce horas, Sony y el comité de empresa han pactado esta mañana la retirada del ERE a cambio de congelar durante dos años el salario de la plantilla de Viladecavalls (Barcelona) y de garantizar durante ese tiempo la actividad de la factoría.

En un comunicado, Sony ha agradecido el trabajo de los sindicatos para hacer posible este acuerdo, que adquiere una especial relevancia "en un momento tan delicado como el actual".

"Este acuerdo -subraya la multinacional japonesa- no supone concluir ningún proceso, sino que es el inicio de una época de trabajo duro e ilusionante en la que se tienen que seguir aunando esfuerzos para conseguir, entre todos los agentes sociales, el futuro de la planta de Viladecavalls".

El pacto alcanzado hoy contempla la retirada del ERE y el compromiso de Sony de mantener la continuidad de la planta durante dos años, imponiendo su tesis de que en la electrónica de consumo el ciclo de los productos se ha acortado hasta períodos de cuatro meses y que, por tanto, dos años supone pensar a medio plazo.

Entre los compromisos que acepta la multinacional japonesa se encuentra mantener la producción en torno a 1,5 millones de unidades de televisores con una plantilla mínima de 1.000 empleados, sin contar con los trabajadores temporales que se acostumbran a contratar para hacer frente a puntas de demanda, por ejemplo en Navidad.

La empresa también abonará atrasos de pagos correspondientes a 2007 y 2008 que llevaban tiempo en disputa entre ambas partes.

A cambio, la plantilla asume la congelación salarial que demandaba Sony para los años 2009 y 2010 y en cómputo de horario anual se mantienen las 1.728 horas del convenio, si bien a esos dos años se añaden 40 horas adicionales ordinarias.

Pese a la retirada del ERE, y atendiendo a la posible evolución del descenso interno de la ocupación, la empresa abre un período de seis meses para que aquellos trabajadores que lo deseen se acojan al plan de bajas incentivadas, que ha de dar salida al excedente de 93 puestos de trabajo planteado por la compañía.

Las partes firmantes constituirán una comisión paritaria que velará por la adecuada implementación del acuerdo.

Todos los sindicatos han valorado positivamente este acuerdo, que pone fin a cerca de dos meses de conflicto laboral y un mes de intensas negociaciones.