Público
Público

Sor María no declarará ante el juzgado por problemas de salud

La mujer que acusa a la religiosa de robar a sus gemelas dice que su incomparecencia es una "tomadura de pelo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La monja María Gómez Valbuena, conocida como sor María, no declarará finalmente este viernes ante el Juzgado de Instrucción número 50 de Madrid por la desaparición de dos gemelas en 1981 en la clínica Santa Cristina de Madrid, porque su abogado ha presentado dos informes médicos alegando problemas de salud.

Según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) y el abogado de una de las víctimas, la defensa de Sor María ha presentado un escrito para la suspensión de la declaración de la monja alegando dos informes médicos de problemas de salud, por lo que se traslada su declaración para próximas fechas.

Era la segunda ocasión en la que la religiosa iba a declarar como imputada. Ya lo hizo el pasado 12 de abril por el caso de María Luisa Torres, que tras encontrar a su hija en un programa de televisión, denunció el robo de su bebé tras dar a luz en 1982 en la misma clínica.

La mujer que acusa a la monja María Gómez Valbuena de robarle a sus dos gemelas justo después de nacer hace 32 años, Purificación Betegón, ha afirmado que la incomparecencia de la religiosa por causas médicas es una 'tomadura de pelo' porque 'una persona no se pone enferma de la noche a la mañana'.

Betegón, que este mediodía se ha acercado a los juzgados de Plaza de Castilla para seguir la comparecencia prevista de Sor María por este caso, ha afirmado que no le sorprende que la monja se acoja 'a la quinta enmienda' y no haya acudido a declarar. 'Si no ha reconocido que ha robado a mis hijas desde hace más de 30 años no lo va a hacer ahora. Me lo esperaba. Llevo 32 años buscando a mis hijas y sé que ella no me va a dar ninguna pista para encontrarlas', ha añadido.

La mujer ha explicado que Sor María intentó, mientras estaba embarazada, convencerla para que diera en adopción a sus hijas porque 'era muy joven, madre soltera y ya tenía un hijo'. 'Yo me negué pero como no me pudo quitar a mis hijas por las buenas me las quitó por las malas', ha indicado en referencia al 23 de febrero de 1981, día en el que nacieron las gemelas. Según ha relatado, después del alumbramiento en la clínica Santa Cristina, regentada por Sor María, le dijeron que había muerto una de las niñas y días después, la otra. La afectada alega además que no le comunicaron el supuesto enterramiento de las recién nacidas ni le aportaron documentos de sus fallecimientos.

Betegón ha reconocido que ha acudido antes y hasta hace unos meses al convento para hablar con Sor María pero no la han dejado verla. Por ello, decidió emprender acciones legales. El Juzgado de Instrucción número 50 de Madrid admitió a trámite su denuncia y le tomó declaración en octubre y hoy era el día que tenía que haber comparecido Sor María.