Publicado: 27.11.2013 16:19 |Actualizado: 27.11.2013 16:19

Soraya Rodríguez cree que Interior dará "marcha atrás" con las cuchillas

La portavoz del PSOE en el Congreso, dispuesta a colaborar con el Gobierno después de que Fernández Díaz barajase la posibilidad de "rectificar" su instalación en Melilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Soraya Rodríguez, portavoz del PSOE en el Congreso, ha dicho hoy que quería creer que el ministro del Interior esté dando "marcha atrás" en su decisión de colocar cuchillas en la valla de Melilla después de que éste asegurara que podría "rectificar" su instalación si había algún método con la misma eficacia disuasoria.

La diputada ha mostrado en los pasillos del Congreso la "absoluta" disposición del PSOE a colaborar con el Ejecutivo y "a pensar juntos" para encontrar cualquier sistema que pueda mejorar la seguridad en la frontera.

Rodríguez ha recordado que el anterior Gobierno socialista colocó en esta frontera un mecanismo alternativo, la valla tridimensional sirga, después de eliminar las cuchillas, que ahora el responsable del Ministerio del Interior, Jorge Fernández Díaz, se dispone a poner en todo el perímetro de la valla de Melilla. Una decisión "gravísima, tremendamente equivocada y enormemente letal" para las personas que tratan de entrar en España.

La dirigente socialista respondía de esta manera al ministro, quien poco antes ha dicho estar abierto a "rectificar" la instalación de las cuchillas en la valla de Melilla si se le convence de que hay medios disuasorios y pasivos que tienen "la misma eficacia" que las concertinas.

"Nosotros ya pusimos un modelo alternativo a las vallas con cuchillas y encargamos una sirga tridimensional, que está instalada, y estamos absolutamente dispuestos a trabajar con el Gobierno y a colaborar con él y a pensar juntos cualquier sistema que pueda mejorar seguridad en frontera", señaló.

Rodríguez entiende que la posibilidad de "rectificar" mencionada por Fernández Díaz es "una marcha atrás en la decisión gravísima y enormemente equivocada" de reinstalar el alambre de cuchillas en la zona alta de la valla de Melilla, de donde fueron retiradas en 2007. En este sentido, ha destacado que el Gobierno conservador (cuyo presidente, Mariano Rajoy, evita pronunciarse sobre el tema) "ya conocía que era enormemente letal para la integridad física de las personas que quieren atravesar la valla", porque lo han venido denunciando "desde organismos internacionales hasta organizaciones civiles".

"Si quita las cuchillas por supuesto que encontrará colaboración para poder mejorar por múltiples sistemas la seguridad en frontera", concluyó Rodríguez en referencia a las palabras del ministro, quien afirmó que (si se demuestra que existen otros medios "disuasorios" y "pasivos" igual de eficaces que las concertinas) estaría dispuesto a "rectificar" el uso de estas lesivas alambradas.