Publicado: 10.03.2014 13:00 |Actualizado: 10.03.2014 13:00

Soria dice el nuevo sistema para el recibo de la luz tardará "meses"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha asegurado que el nuevo mecanismo para determinar el recibo de la luz estará aprobado antes de abril, si bien hay "conversaciones" con el sector acerca de un posible plazo de "meses" para la adaptación a la norma.

"El nuevo plan estará aprobado antes del 1 de abril de este año, de aquí a algo menos de un mes. Cuestión distinta son las conversaciones que estamos teniendo con el sector, con colectivos como son los consumidores, para determinar el tiempo necesario que deberían tener para poder aplicarlo", explicó Soria desde Senegal, en unas declaraciones de audio difundidas por su Ministerio. "Podríamos estar hablando de unos meses" añadió el ministro, quien participa en un viaje junto a varias empresas españolas interesadas en invertir en Senegal.

El nuevo sistema de facturación eléctrica vincula el precio de la energía al mercado mayorista en cada momento del día en lugar de ofrecer un precio fijo trimestral. En un principio el Ministerio planteó un periodo de un mes para que las empresas adaptaran sus sistemas al nuevo modelo, pero ahora ha introducido un cambio en el borrador del Real Decreto para ampliarlo a dos meses.

Concretamente, Industria ha remitido al Consejo de Estado una nueva versión de borrador del real decreto sobre el mecanismo de revisión del precio doméstico de electricidad en el que se fija el 1 de junio, y no el 1 de abril inicialmente previsto, como la fecha para la puesta en marcha de la nueva metodología. En cualquier caso, la nueva normativa sigue en fase de tramitación y aún pude sufrir más cambios antes de su aprobación definitiva.

Las compañías eléctricas han trasladado a la Administración su preocupación ante la complejidad técnica de adaptar al nuevo escenario el parque de contadores y los sistemas de facturación. Algunas de ellas calculan que la adaptación puede llevar año y medio, y advierten de que en muchos de los contadores digitales ya instalados será necesario realizar reprogramaciones y adaptaciones a telegestión. La Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa) ha advertido del riesgo de "alarma social" ante la escasez de tiempo para la adaptación.

De ese modo, la luz se seguirá facturando en los recibos a un precio de 48,41 euros por megavatio hora (MWh), que fue el fijado por el Gobierno para el primer trimestre, tras la invalidación de la subasta Cesur del 19 de diciembre, que se cerró con un precio de 61,83 euros. El borrador de real decreto de Industria contempla una refacturación en el recibo de la luz en caso de que el precio del mercado hasta junio haya sido diferente al preestablecido por el Ejecutivo.

De momento, los dos primeros meses del año se han caracterizado por unos precios de mercado excepcionalmente bajos, hasta el punto de que los niveles actuales se sitúan un 47% por debajo del precio fijado por el Gobierno. De hecho, febrero marcó el precio medio diario del pool eléctrico más bajo de la historia, de 17,12 euros, inferior a los 17,57 euros de marzo de 2001 y a los 18,17 euros de abril del año pasado. Este precio de febrero y el registrado en enero, de 33,62 euros sitúan la media de los dos primeros meses en 25,37 euros.

Al abordar la versión anterior del nuevo real decreto, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ya advirtió de que el tiempo fijado para la adaptación podía resultar "insuficiente".