Público
Público

Soria insinúa un castigo a la energía hidráulica y nuclear

No descarta subir la luz en abril. Asume que el déficit tarifario superará el tope legal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, reconoció ayer, de forma implícita, que la energía hidráulica y la nuclear reciben una retribución muy superior a sus costes. Una tesis que escuece a las grandes eléctricas y que nunca pareció suscribir el antecesor de Soria, Miguel Sebastián. El ministro pareció apuntarse a ella ayer cuando, entrevistado en Los desayunos de TVE, recordó que, en el denominado pool (mercado mayorista de electricidad) hay fuentes 'que tienen un coste muy inferior al de otras' y que luego 'cobran el precio más elevado', en virtud del sistema marginalista de precios.

El sector interpreta las palabras de Soria como un aviso de que reformará el pool para achicar el denominado déficit de tarifa (diferencia entre ingresos y costes regulados) y corregir lo que la Comisión Nacional de la Energía (CNE) definió en 2008 como 'beneficios caídos del cielo' (windfall profits) para las eléctricas gracias a que muchas centrales atómicas e hidráulicas están amortizadas.

Hay tecnologías 'que tienen un coste muy inferior al de otras', dice

Esa tesis figuraba en un informe al que se opuso el entonces vicepresidente de la CNE, Fernando Marti, actual secretario de Estado de Energía, cuyo antecesor, Fabrizio Hernández, se reincorporó ayer a su puesto en la consultora Nera, desde la que asesoró a Endesa e Iberdrola en relación con la demanda presentada contra el cierre de Garoña antes de entrar al Gobierno socialista.

El déficit, que se acumula desde principios de la década pasada (lo inventó el anterior Gobierno del PP para no subir la luz, aunque se disparó con el PSOE), ha sido el argumento para justificar las fuertes subidas del recibo de los últimos años. Soria no garantizó que la luz no vaya a subir en abril, cuando toca revisar tarifas, tras la congelación de enero: 'El propósito del Gobierno es evitarlo', pero hay un 'límite', indicó, porque el Ejecutivo no puede 'controlar el precio del petróleo'.

Respecto a las renovables, valoró la 'apuesta fuerte y seria' de los últimos ocho años, pero dijo que las primas que cobran son 'recursos públicos' (en realidad, las paga el consumidor a través de la tarifa) y contribuyen al citado déficit tarifario, aunque descartó la idea de una moratoria a su instalación.

El secretario de Energía rechazó los beneficios caídos del 'cielo'

Soria dijo que su 'prioridad' es atajar el 'ritmo desaforado' de incremento de ese desfase, que cifró entre 3.000 y 5.000 millones para este año, muy por encima del tope legal de 1.500 millones. Si el déficit no se ataja, será un 'problema financiero' de las empresas, advirtió Soria. 'Lo vamos a corregir', prometió. El ministro ya ha advertido de que no se le ha 'pasado por la cabeza' la idea de aplicar una quita a los más de 24.000 millones de déficit acumulado.