Publicado: 25.11.2013 22:02 |Actualizado: 25.11.2013 22:02

Soria y Fainé viajan a Argentina para negociar un acuerdo sobre YPF

La delegación española, de la que también forma parte un equipo de directivos de Repsol, tratará la compensación por la expropiación del 51% de la petrolera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria; el presidente de Caixabank, Isidro Fainé, y un equipo de directivos de Repsol han viajado hoy a Argentina para negociar un acuerdo sobre la nacionalización de YPF.

Según han indicado a EFE fuentes conocedoras de la reunión, al encuentro han asistido el presidente de YPF, Miguel Galuccio, y el nuevo ministro de Economía argentino, Axel Kicillof, así como el director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya.

Las mismas fuentes han explicado que la delegación pretende empezar a negociar un posible acuerdo de compensación por la expropiación del 51% de las acciones de YPF, todas ellas de Repsol, en abril de 2012. El presidente de Repsol, Antonio Brufau, no ha asistido al encuentro de hoy, donde la petrolera está representada por el director general de Exploración y Producción, Luis Cabra; el director general de Operaciones, Nemesio Fernández Cuesta, y el vicesecretario general y coordinador de actuaciones YPF, Miguel Klingenberg.

Desde la nacionalización de YPF, Repsol ha reiterado su intención de negociar un acuerdo de compensación, al tiempo que ha emprendido una batalla legal en tribunales argentinos, españoles y estadounidenses, así como en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), contra la petrolera argentina y cuantos han intentado pactar con ella. Este encuentro, la primera cita formal entre las partes que ha trascendido, se produce después de una semana en la que se ha disparado la tensión entre la dirección de Repsol y Pemex, empresa titular de un 9,3% de su capital y con interés en trabajar con YPF.

La pasada semana, el director general de Pemex cargó contra la retribución de la dirección de Repsol, frente a los pagos que reciben los accionistas y entre rumores de un posible acuerdo con el magnate Carlos Slim para hacerse con el control de la petrolera española. Sin embargo, según señaló Soria tras reunirse con el secretario de Energía de México, Pedro Joaquín Coldwell, y el propio Lozoya, "ninguno de los dos" le manifestó "ninguna intención de incrementar el porcentaje de capital en Repsol".

En junio, Pemex intentó mediar entre Repsol e YPF al llevar al consejo de administración de la petrolera una propuesta de acuerdo, que finalmente fue rechazada por unanimidad al considerarse "insatisfactoria" y "basada en activos sobrevalorados".

La propuesta del Gobierno argentino estudiada por el Consejo de Administración contemplaba crear una sociedad conjunta entre Repsol, YPF y Pemex para explotar el 6,4% del yacimiento de Vaca Muerta (Argentina) e implicaba la retirada de todos los litigios judiciales abiertos por la empresa española. Esta sociedad habría estado participada en un 51% por YPF; en un 47% por Repsol y en un 2% por Pemex.

Además Repsol recibiría 1.500 millones de dólares (1.147 millones de euros) en "capital", que tendría que invertir obligatoriamente en la sociedad conjunta para financiar los proyectos de explotación. En conjunto y según la valoración realizada por YPF, la oferta ascendería a 5.000 millones de dólares (3.823 millones de euros): 1.500 millones de dólares (1.147 millones de euros) de los bonos y 3.500 millones de dólares (2.676 millones de euros) de la participación en la sociedad. También es significativa la presencia en la delegación del presidente de Caixabank,  Isidro Fainé, en representación del banco, que actualmente es el principal accionista de Repsol con un 13% de su capital.