Público
Público

Soriano dice que no "le mueven la silla" y confía en su plan de viabilidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Vicente Soriano, presidente del Valencia, a la conclusión de una reunión extraordinaria del consejo de administración del club, aseguró que no cree que nadie le haya intentado "mover la silla" y se mostró convencido del plan de viabilidad en el que trabaja para reflotar económicamente la entidad.

La reunión de hoy había sido solicitada por Benjamín Muñoz, uno de los tres consejeros afines al anterior presidente, Juan Soler, para solicitar al actual máximo dirigente que informara sobre la actual situación económica del club, sobre el comprador de la parcela donde reside el estadio de Mestalla y el plan de viabilidad para solucionar el estado financiero de la entidad.

Tras casi tres hora de reunión, Soriano dio una rueda de prensa en el estadio de Mestalla donde aseguró en sus primeras palabras que "tengo un mensaje alto y claro para todo el valencianismo, no pretendo perpetuarme en la presidencia y si tuviera la más mínima duda en que no puedo conseguir los objetivos sería el primero en irme".

"Cuando llegué a la presidencia, sabías cuál era la situación del club que era y sigue siendo muy delicada. Había dos caminos posibles: vender los mejores jugadores y tener menos presión económica, porque podía haber dicho que me había visto obligado a ello; pero elegí el segundo camino, más complicado y espinoso, salir adelante sin vender a nuestras estrellas y seguid siendo un club ganador", relató.

Soriano aseguró que no ha recibido ningún ultimátum por parte de la familia Soler para que venda la parcela de Mestalla y ha declarado que existe "una completa sintonía" entre ambas partes y que no les ha solicitado ninguna moratoria en este aspecto.

"Mis compañeros no me han pedido explicación, aunque sí las aclaraciones necesarias para salir completamente sabedores de todo aquella información que necesitan como responsables que son de la sociedad. Estoy convencido de que el plan es eficaz y efectivo, y estoy seguro de que nadie entorpecerá nuestro camino. No he recibido ninguna presión para abandonar la presidencia, más bien al contrario", señaló.

El dirigente afirmó que se siente "respaldado institucionalmente" y sobre Bancaja, principal acreedor del club y al que han solicitado un nuevo préstamo, indicó: "sólo puedo tener buenas palabras porque en el último mes nos ha respaldado, quizás, más allá de lo que podía".

Cuestionado por quién es a día de hoy el máximo accionista del club, comentó que no ha incumplido "ni un requisito" de los que acordó de forma privada con Juan Soler para hacerse con su paquete accionarial, aunque reconoció que "ha habido otras circunstancias que han provocado que ese documento sea resoluble", aunque no quiso matizar cuáles. Pese a ello, aseveró que "el compromiso se mantiene".

Respecto a su plan de viabilidad, el presidente indicó que "el duro trabajo que hemos realizado esta a punto de cristalizar. Vamos a vamos a salir adelante pero si alguien cree tener otras soluciones le invito a que se involucre en este proyecto porque el Valencia necesita toda la ayuda posible".

El dirigente aseguró que el club tiene la viabilidad económica asegurada "a muy largo plazo" y agregó que "estoy seguro que en no mucho tiempo lo verá todo el mundo con mucha claridad".

Soriano relató que cuando llegó a la presidencia tenía tres retos fundamentales: "conseguir que los futbolistas creyeran en este proyecto y devolver al equipo la ilusión; remontar la situación económica sin vender jugadores ni paralizar la obra del estadio y cerrar las heridas sociales".

Sobre la venta de la parcela de Mestalla, la cuál se comprometió a que estaría cerrada antes de acabar el año 2008, Soriano reconoció que se equivocó en el tiempo, pero aseguró que mantiene "firmemente que la operación está en marcha, comprometida y pronto se hará efectiva", aunque indicó que no es el maná para solucionar todos los problemas económicos del club.

Además, adelantó que tienen "gestiones avanzadas con dos operadores televisivos, con tres empresas proveedores de material deportivo y un patrocinador, pero en ningún caso las cerraremos apresuradamente por tener liquidez rápida", concluyó.