Público
Público

El sorprendente líder de la Bundesliga quiere ser una potencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El inesperado líder de la Bundesliga, el Hoffenheim, ya ha dejado su marca en su primera temporada en la máxima categoría del fútbol alemán al consagrarse "campeón de invierno" la semana pasada y ahora está decidido a convertirse en una de las principales potencias.

El club recién ascendido, que hasta ahora ha utilizado un estadio alquilado para albergar a sus aficionados en un pueblo de 3.300 habitantes, encabeza la clasificación junto con el Bayern de Múnich después de 17 jornadas.

"Somos merecidos 'campeones de invierno'", dijo el martes al diario Bild (www.bild.de) el propietario del club, el multimillonario pionero del software Dietmar Hopp, quien se hizo cargo de la institución en los años 90.

"Si mantenemos esto (...) podemos ser una potencia a tener en cuenta. No estoy diciendo que vayamos a ser campeones, pero lucharemos por estar ahí arriba", agregó el empresario, que en la segunda mitad de la temporada podrá ver a su equipo en un nuevo estadio con capacidad para 30.000 espectadores.

Con una base formada por los jugadores que lograron el ascenso a Primera División y con el ex técnico del Schalke 04 Ralf Rangnick a la cabeza, el Hoffenheim se ha lucido en la Bundesliga mostrando un vistoso y ofensivo estilo de juego.

"No lo hubiese creído si alguien me hubiera dicho que después de 17 partidos tendríamos 35 puntos", admitió Rangnick. "Ya no podemos dar más pasos grandes. Ahora se trata de mantener el nivel y mejorar paso a paso".

Los líderes, que jugaban en regional hace unos años, han marcado 42 goles en lo que va de liga y tiene mejor diferencia que el Bayern, y además cuenta con el delantero bosnio Vedad Ibisevic, 'pichichi' de la Bundesliga con 18 tantos. En el equipo juega también un español, Francisco Copado.

RESURGIMIENTO DEL BAYERN

Los logros conseguidos por el Hoffenheim esta temporada son todavía más notables debido al impetuoso resurgimiento del Bayern tras un flojo inicio de temporada con el nuevo técnico, Jürgen Klinsmann.

El conjunto bávaro ha debido su recuperación en gran parte al buen nivel del centrocampista francés Franck Ribery, y ha ganado ocho de los últimos 10 partidos.

Sin embargo, se ha podido ver su incomodidad al estar detrás de unos novatos cuando uno de sus directivos dijo que el éxito del modesto club se debía solo al dinero de Hopp, cofundador de la compañía de software SAP y que comenzó invirtiendo en el equipo en el que jugó de niño hace una década.

A pesar de la inversión, el Hoffenheim no ha realizado grandes fichajes y ha cambiado poco desde que consiguió el ascenso. La incorporación más importante ha sido la reciente del ex arquero de la selección alemana Timo Hildebrand, quien llegó tras rescindir su contrato con el Valencia.

"Nunca buscamos una estrella", aseguró Hopp. "El hecho de que una estrella haya encontrado favorables los términos que le ofrecía nuestro club no significa que vayamos a cambiar la estrategia".