Público
Público

SOS eleva su agujero a 380 millones

La empresa descubre un presunto fraude contable de 150 millones en el balance

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los hermanos Salazar escondieron más de un agujero durante su etapa al frente de la empresa de alimentación SOS. La compañía acumula un roto de, al menos, 380 millones. A los más de 230 millones que habrían desviado los antiguos gestores se unen otros 150 millones 'que constituyen un fraude contable en términos objetivos de contabilidad', según fuentes próximas a la empresa.

Esos 150 millones han sido los culpables de que el grupo cerrara los nueve primeros meses del año con 134 millones de pérdidas. El agujero pasó inadvertido cuando el pasado día 5, la compañía, ahora presidida por el ex directivo de Caja Madrid Mariano Pérez Claver, presentó sus cuentas. En ellas, admitió un 'ajuste contable y provisiones' por valor de esos 150 millones.

Se han detectado irregularidades en la valoración de 16 partidas

SOS ha tenido que dotar (aportar un colchón) 46,4 millones por el presunto desvío de fondos hacia empresas de Jesús y Jaime Salazar, ex presidente y vicepresidente del grupo, respectivamente, que fueron destituidos en abril por las cajas accionistas y denunciados por la empresa. Ya han tenido que declarar ante la Audiencia Nacional por ello. Por otro lado, SOS ha tenido que aportar 50 millones por menor valor del circulante (dinero para el día a día) y otros 49 millones por operaciones de cobertura de tipos y de acciones, explica la empresa.

Las irregularidades, sobre todo debidas a un valor menor al real, han sido detectadas en unas 16 partidas, según fuentes conocedoras de los estados financieros de SOS, que lo califican de 'falseamiento contable'. Y añaden que los Salazar 'han incumplido las normas contables y, como ocurrió con el primer agujero, tampoco esta vez la auditora había detectado nada', algo que confirman también otras fuentes. La auditora contratada por los Salazar fue KPMG y ahora Deloitte está revisando las cuentas y el balance, éste último no presentado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

El desequilibrio patrimonial ha llevado a SOS al borde del precipicio. La empresa se ha visto abocada a elaborar un plan urgente de salvamento porque su endeudamiento es insostenible: debe unos 1.300 millones, 16 veces su patrimonio neto (el colchón de dinero para afrontar la deuda), cuando otras sociedades del sector tienen esta ratio en seis veces. Ese es ahora el objetivo que se ha marcado SOS, en origen arrocera y ahora líder mundial en aceite de oliva, para volver a la viabilidad. Para ello, tiene que vender activos y refinanciar la deuda (ver información adjunta).

El grupo de alimentación acumula una deuda de 1.300 millones

El juicio contra los Salazar lleva camino de convertirse en un macroproceso. A la querella presentada por SOS contra los ex ejecutivos y otras personas de su entorno, se sumó hace días una demanda contra los Salazar de Caja Madrid, que tiene el 10,5% del capital y ha tomado las riendas de la compañía.

En esta denuncia, la entidad les reclama 70 millones y les acusa de ocultar pérdidas y riesgos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), según publicó el diario El Economista.