Público
Público

Spanair confirma el cese total de operaciones y deja de volar

Los pasajeros de ocho vuelos previstos para hoy han sido recolocados entre quejas por los precios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Spanair no tiene ningún futuro y eso lo sabe todo el mundo'. Pocas veces unas palabras fueron tan premonitorias. Las pronunció el presidente de Iberia, Antonio Vázquez, el pasado lunes. Ayer se demostraron acertadas. Según comunicó la propia compañía en un comunicado, Spanair ha cancelado sus operaciones desde la pasada noche. El último vuelo comercial de la aerolínea aterrizó a las 22:00 horas. El motivo: su situación financiera es insostenible, lastrada por fuertes pérdidas y un alto endeudamiento.

La línea aérea ha confirmado la suspensión de operaciones, lo que supone la cancelación de sus vuelos, pero además prevé que presentará concursos de acreedores la próxima semana, según asegura SAS, uno de sus accionistas de referencia.

Esta mañana, pasajeros de ocho de los primeros vuelos de la aerolínea previstos para hoy han sido recolocados en otras compañías. Spanair había llegado a un acuerdo con Vueling, Iberia y Air Europa para que en los próximos tres días sus clientes vuelen con 'tarifas de rescate', con un importe reducido que va desde los 60 euros por vuelos domésticos a los 100 por los internacionales.

Iberia informó que hasta las 14:00 había recolocado a 2.500 pasajeros afectados por el cese de operaciones de Spanair en todos los aeropuertos donde operaba. Vueling y Air Europa, las otras dos compañías que han pactado con el Ministerio de Fomento tarifas de rescate, no han hecho balance por el momento.

Mientras, algunos pasajeros expresaron su malestar por el precio del billete, que ha sufrido modificaciones al alza debido al pago de las tasas aeroportuarias.  Otros afectados se quejaron de la falta de información: esperan que se les devuelva el importe del pasaje, algo que ha prometido la compañía.

Ya ayer, Aena y el Ministerio de Fomento habían tomado medidas para garantizar los derechos de los pasajeros que dispongan de un billete con Spanair y no puedan volar. La propia Spanair, en la que trabajan cerca de 2.000 personas, confirmaba el cese de sus operaciones, mientras que Aena y Fomento ejecutaban un plan para prestar ayuda a los pasajeros y exigir responsabilidad a la aerolínea. 

En un comunicado, Aena informaba de la apertura de salas especiales en los aeropuertos de Barcelona y Madrid para atender a los pasajeros afectados y la constitución de un comité de coordinación y seguimiento para la recolocación de los pasajeros que se queden sin vuelos en aviones de otras compañías. Una acción criticada por las asociaciones de consumidores (OCU y Facua) que aseguran que no se ha contado con ellas. Se recomienda a los pasajeros que tengan billetes para los próximos días que contacten con Spanair a través del teléfono de atención al cliente de la compañía: 902 13 14 15.

Los pasajeros afectados podrán volar con otras compañías con una tarifa especial

El secretario de Movilidad y Transporte de la Generalitat, Damià Calvet, durante una comparecencia ante los periodistas en el aeropuerto de El Prat, dijo que durante todo el día de ayer la Generalitat mantuvo conversaciones con las diferentes compañías aéreas para poder aplicar la 'tarifa de rescate'.

Alrededor de las 18.30 horas, la compañía canceló la posibilidad de comprar billetes a través de su página web. Además, las agencias de viajes ya no pueden vender billetes de Spanair al haber sido retirados del sistema de gestión de reservas, Amadeus, según explicó el presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes y Turoperadores (Ceavyt), Rafael Gallego Nadal.

El presidente de la compañía aérea Spanair, Ferran Soriano, justificó la decisión de suspender sus operaciones por 'prudencia y seguridad' tras fallar las negociaciones para incorporar a un socio y después de que la Generalitat retirara el apoyo financiero a la compañía.

El último avión de Spanair aterrizó a las 22.00 horas Soriano compareció ante los medios de comunicación durante una pausa del consejo de administración de Spanair, que continúa reunido en un hotel de Barcelona. La decisión se ha tomado después de que Qatar Airways desestimara entrar en la compañía catalana, tras lo cual la Generalitat ha decidido dejar de inyectar dinero público a Spanair. Soriano explicó que 'la compañía no tiene viabilidad financiera para operar', por lo que 'lo más prudente y seguro era cesar las operaciones de vuelo esta noche'.

El presidente de Spanair afirmó que el mantenimiento de la compañía 'era un proyecto estratégico para Barcelona' y el fin de su actividad 'es una mala noticia para la ciudad, de una manera u otra se deberá conseguir que Barcelona tenga un 'hub' continental que no tiene'.

La compañía se compone actualmente de una flota de 36 aeronaves y es la segunda aerolínea de España con una cuota de mercado en el sector aéreo español del 22%, 'lo que equivale a 11,2 millones de pasajeros transportados en el último año'. 'Spanair opera en la actualidad más de 200 vuelos diarios: el 87% como línea regular (46 rutas nacionales y doce a distintas ciudades de Europa y África) y el 13% restante como charter, principalmente en verano'. En agosto de 2008, un avión de Spanair se estrelló en el aeropuerto de Barajas causando la muerte de más de 150 personas.

Con sede en Barcelona, Spanair fue creada en 1986 por SAS y Teinver (sociedad de inversiones de Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz), su accionariado está compuesta desde 2009 por la sociedad Iniciatives Empresarials Aeronàutiques S.A. (IEASA), participada por instituciones y empresarios catalanes, y SAS, que se presentará ahora como acreedor.