Público
Público

Spanair permitió el despegue del avión siniestrado tras "aislar un calentamiento excesivo en una toma de aire"

El vuelo JK 5022 retornó a la puerta de embarque antes de iniciar la carrera para efectuar el despeque tras detectar e informar del "calentamiento obsesivo en una toma de aire", por lo que, una vez aislado el problema, se le autoriz&oa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuando todo el mundo se pregunta por las razones de la catástrofe aérea de Madrid y la atención se centra en las investigaciones para conocer qué razones técnicas llevaron al desastre, Spanair ha dado explicaciones sobre el accidente de ayer en Barajas y ha justificado el hecho de que la aeronave no retornara a los hangares tras detectar e informar del 'calentamiento excesivo en una toma de aire'.

Según ha explicado el subdirector general de operaciones de la compañía, Javier Mendoza, el comandante del vuelo JK 5022 retornó la aeronave a la puerta de embarque antes de iniciar la carrera para efectuar el despegue. Una vez aislado el problema, se le autorizó a que volviera a la pista de despegue al no detectar más anomalías.

Estas razones justifican, según Spanair, que 'no existe ninguna razón para revisar los MD-82' de la flota de Spanair como el que sufrió el accidente.

En resumen, la compañía no ha detectado ninguna 'anormalidad' en la resolución tomada por la tripulación y el personal de tierra. 'Se ha actuado según los estandares y procedimientos que marcan los manuales del avión'.

En cuanto a los aviones que Spanair tenía previsto retirar de su flota, Mendoza detalló que la selección de aeronaves iba a finalizar 'esta semana' por lo que no se puede concluir que el avión siniestrado fuese a ser 'especialmente elegido'.

El presidente de la compañía escandinava SAS, propietaria de Spanair, Mats Jansson, rechazó cualquier especulación sobre las circunstancias del accidente y emplazó al proceso final de la investigación una vez analizadas las cajas negras de la aeronave. 

 

Tras insistir en que la principal preocupación para la compañía en estos momentos es la atención y el apoyo a las víctimas y los familiares, el director general de Spanair, Marcus Hedblom ha insistido en que ni SAS ni Spanair van a especular sobre los motivos del accidente y se han remitido a la investigación formal con las autoridades aéreas.

Los directivos de Spanair han insistido en su colaboración con las autoridades civiles tanto nacionales como internacionales, y han informado de que se han puesto en contacto también con la fabricante estadounidense de McDonell Douglas, que en la actualidad es Boeing.

Durante la rueda de prensa, que congregó a numerosos medios nacionales y extranjeros, los periodistas insistieron en conocer detalles sobre el accidente, pero los responsables de Spanair se remitieron a la investigación oficial para 'evitar confusiones y especulaciones'.

Hedblom ha informado de que el número habilitado para ofrecer información a los familiares ha recibido más de 2.000 llamadas en las primeras horas de funcionamiento y que se han dispuesto dos aviones para transportar a familiares desde Las Palmas, así como más de 400 habitaciones en hoteles cercanos al aeropuerto. 

Spanair ha informado de que una de las cajas negras del avión de su propiedad siniestrado ayer en el Aeropuerto de Madrid Barajas, y que se saldó con 153 fallecidos, está dañada.

Así lo explicaron los directivos de la compañía en una rueda de prensa celebrada en Madrid, donde indicaron que la razón por la que el avión abortó un primer intento de despegue fue un calentaiento excesivo de la toma de aire del motor del aparato.

Según el subidrector general de Spanair, Javier Mendoza, la compañía trató el fallo y lo aislaron para poder volar, siguiendo el el procedimiento habitual en estos casos.

Por otra parte, desde la compañía indicaron que la lista de aviones que iban a jubilar no estaba cerrada aún, por lo que no pudieron confirmar si el avión siniestrado era uno de ellos.