Público
Público

El SPD insta a elecciones anticipadas ante los disensos de las filas de Merkel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El jefe del grupo parlamentario socialdemócrata y ex ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, apremió hoy a convocar elecciones anticipadas ante los múltiples disensos en la coalición de Angela Merkel y la falta de credibilidad de su candidato a la presidencia, Christian Wulff.

"Este gobierno ha fracasado y el camino más limpio ante sería la convocatoria de elecciones anticipadas", afirmó el actual líder de la oposición y vicecanciller en la gran coalición de Merkel, en la anterior legislatura, en declaraciones al diario "Bild".

Según una encuesta difundida hoy por la televisión pública ARD, un 53 por ciento de los alemanes cree que la alianza de Merkel -formada por la Unión Cristianodemócrata, la Socialcristiana de Baviera (CDU/CSU) y el Partido Liberal (FDP)- se romperá prematuramente, frente al 40 que cree aguantará toda la legislatura.

Steinmeier enumera el cúmulo de disensos persistentes en el seno de la coalición, principalmente en materia fiscal y sanitaria, a los que se añaden semana a semana nuevos temas.

A los disensos recurrentes se sumó estos días el relativo a la supresión del servicio militar que propone el ministro de Defensa, Karl Theodor zu Guttenberg -lo que topa con recelos en la coalición-, así como las discrepancias de Merkel y su ministro de Economía, el liberal Rainer Brüderle, por el rechazo de éste a conceder ayudas públicas a Opel.

La canciller acabó cediendo y respaldando a su ministro, que fue respaldado en bloque por la cúpula del FDP, lo que la oposición atribuye la necesidad de mostrar cohesión ante la crucial elección presidencial, el 30 de junio.

"Merkel demostró que se deja coaccionar por el FDP", apuntó al diario "Stutgarter Zeitung" el presidente del Partido Socialdemócrata (SPD), Sigmar Gabriel, respecto a la rectificación de la canciller, quien primero afirmó que no se había dicho aún la última palabra sobre Opel y luego respaldo a Brüderle.

El candidato de Merkel, el primer ministro de Baja Sajonia Wulff, tendría matemáticamente la mayoría en la Asamblea Federal -formada por los 622 diputados del Bundestag más el mismo número de representantes de los "Länder".

Sin embargo, el candidato común de socialdemócratas y verdes, el carismático Joachim Gauck -ex disidente de la Alemania comunista y primer responsable de la tutela de los archivos de la Stasi tras la Caída del Muro- podría resquebrajar la mayoría teórica.

De haber elección directa del presidente, un 40 por ciento se decantarían por Gauck, frente al 31 que apoya a Wulff, según una encuesta de la ARD. En las filas de la coalición de Merkel se cuenta con disensiones de voto a favor del candidato de la oposición.

Steinmeier abunda en esa cuestión y recuerda que, ante las dudas, Wulff ni siquiera se ha decidido aún a dejar su puesto como líder regional, por si acaso pierde ante Gauck. "Debería decidirse entre la candidatura o su cargo actual", apunta Steinmeier.

La elección presidencial fue precipitada por la dimisión del democristiano Horst Köhler, aparentemente por unas declaraciones en que vinculaba las misión en el extranjero del Ejército con los intereses económicos alemanes, pero tras la cual los medios apuntan asimismo a desacuerdos con la canciller.