Público
Público

Spray bucal de nicotina ayuda a algunos fumadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Amy Norton

Un spray bucal denicotina ayuda dos veces más a dejar de fumar que un sprayplacebo, señaló un equipo de investigación tras un ensayocontrolado de un año de duración.

Un motivo sería la llegada rápida de la nicotina al torrentesanguíneo para aliviar la abstinencia, según escribe el equipode Escandinavia y Alemania en European Respiratory Journal.

La terapia de reemplazo de la nicotina (TRN) es una opciónpara que los fumadores dejen el cigarrillo. Existe desde haceaños en el mercado como parches, chicles, caramelos y spraysnasales. Pero los sprays bucales son nuevos y no estándisponibles en todos los países, incluido Estados Unidos.

En el nuevo estudio, casi el 14 por ciento de los fumadoresque utilizaron el spray durante tres meses seguían sin fumar alaño, comparado con el 6 por ciento del grupo tratado conplacebo.

Esa no es una gran diferencia, pero el autor principal,doctor Philip Tonnesen, del Hospital de Gentofte en Copenhague,Dinamarca, explicó que el beneficio asociado versus placebo fuemayor que el observado con otros productos de TRN.

Atribuyó el resultado a la "mínima" orientación querecibieron los participantes. "Las tasas de cesación aumentansegún la intensidad del acompañamiento (consejería)", dijo pore-mail.

El estudio incluyó 479 fumadores que, al azar, usaron por 12semanas un spray nasal o una versión placebo (con capsaicinapara imitar el efecto de la nicotina). Todos recibieron unospocos consejos para dejar de fumar al concurrir a las clínicasparticipantes del estudio.

A todos se les indicó usar el spray cuando normalmenteencenderían un cigarrillo o sintieran deseos de fumar, pero sinsuperar cuatro usos por hora o 64 por día.

La abstinencia se determinó mediante mediciones del aliento yanálisis de saliva.

Ambos grupos sintieron cada vez menos deseos de fumar. A la semana 24, también habían engordado: 4,9 kilos en el grupotratado con el spray de nicotina y 4,2 kg en el grupo control.

Los dos grupos tuvieron efectos adversos leves a moderados,pero más pacientes del grupo tratado con el spray de nicotinasintieron irritación de la garganta, náuseas y salivaciónexcesiva.

McNeil AB, que produce el spray oral Nicorette QuickMist,financió el estudio. Tonnesen y otros coautores declararonrelaciones comerciales con McNeil AB y otros productores de TRN.

La Asociación Estadounidense de los Pulmones (ALA, por sussiglas en inglés) recomienda un tratamiento combinado (fármacosmás terapia conductual) para dejar de fumar. Un ejemplo es suprograma "Freedom From Smoking", que está disponible enwww.ffsonline.org.

Las TRN no son "la bala mágica", dijo el doctor GregoryConnolly, director del Centro para el Control Mundial del Tabacode la Facultad de Salud Pública de Harvard. En un estudioreciente, con su equipo halló que "en el mundo real", las TRN noson tan efectivas en el largo plazo.

Por e-mail, aclaró que eso no quiere decir que esos productosno ayuden a los fumadores. "No los criticamos por su usoindicado, que es el tratamiento de la abstinencia", indicó.

Pero agregó que "la adicción al tabaco incluye otrosfactores, más allá de la abstinencia a la nicotina, y que, en ellargo plazo, pueden provocar una recaída".

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EstadosUnidos estima que cada año el 36 por ciento de los fumadores delpaís tratan de abandonar la adicción, pero que sólo un 3 porciento logra hacerlo durante seis meses o más.

FUENTE: European Respiratory Journal, online 9 de febrerodel 2012.