Público
Público

Standard and Poor's reduce la calificación de la Comunidad Valenciana y amenaza con bajarla más

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La agencia de calificación de riesgo Standard and Poor's (S&P) ha recortado hoy un escalón la calificación de la deuda a largo plazo de la Comunidad Valenciana hasta dejarla en un "notable" (A) y ha amenazado a esa región con degradarla aún más por su endeudamiento.

A pesar del recorte, la nota a largo plazo de la Comunidad Valenciana sigue reconociendo la capacidad de la región para hacer frente a sus pagos, aunque con una sensibilidad moderada al entorno adverso.

Pero la calificación sigue estando en perspectiva negativa, por lo que S&P podría recortarla probablemente en otro escalón en los próximos tres meses, en función de los planes de consolidación fiscal de la región y la probabilidad de un apoyo por parte del Estado.

La agencia explica que, además del deterioro de la ejecución presupuestaria de la Comunidad Valenciana, se ha tenido en cuenta su nivel de endeudamiento, la caída de los ingresos por la crisis y las dificultades en la aplicación de medidas duras para reducir gastos.

Todo ello hace pensar a S&P que la Comunidad Valenciana no podrá equilibrar sus cuentas en un plazo razonable sin un esfuerzo "intenso".

Si la Comunidad Valenciana no puede contener el crecimiento del gasto, es probable que el ajuste fiscal sufra retrasos y la deuda siga aumentando, vaticina la agencia en un comunicado.

Sin embargo, S&P justifica la calificación a largo plazo que aún mantiene la Comunidad Valenciana porque piensa que el Estado ayudará a apuntalar las cuentas regionales con la inyección de fondos adicionales para las autonomías que lo requieran y augura que se aplicarán inmediatamente "fuertes medidas de austeridad".

Por último, añade que en el futuro próximo podría mantener el "notable" de la Comunidad Valenciana y retirar la amenaza de recortarlo si cree que la ejecución presupuestaria de la región y la deuda van en línea con sus previsiones, ya que cree que la posición de liquidez de la región no es probable que se deteriore ya más.

Como suele ser habitual, la rebaja de la deuda de la región supone a su vez la del Instituto Valenciano de Finanzas, que como entidad autonómica pasa a tener la misma calificación.