Público
Público

Standard & Poor's rebaja la nota a tres grandes bancos franceses

El castigo de la agencia de calificación también afecta al ente financiero del Estado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las agencias de calificación siguen con cargando contra Francia. Hoy Standard and Poor's (S&P) rebajó las notas de tres de los cuatro grandes bancos franceses (Crédit Agricole, Société Générale y Banque Populaire Caisse d'Épargne), así como de un organismo financiero del Estado, la Caisse des Dêpots et Consignations (CDC).

Este anuncio viene sólo 10 días después de que la agencia Moody´s rebajara también la calificación de Société Générale y Crédit Agricole. El día anterior, S&P rebajaba la nota de la deuda soberana francesa.

S&P justificó el castigo de hoy al sector financiero francés, del que quedó excluido BNP Paribas, -para el que mantuvo su nota de 'AA'-, por los efectos del deterioro de la calificación de la deuda soberana de Francia al retirarle la 'triple A'.

La consecuencia directa fue privar también de 'triple A' a la CDC, que además de ser el brazo financiero del Estado francés, agrupa participaiones accionariales en muchas empresas que las autoridades consideran estratégicas.

Société Générale descendió un escalón al pasar a tener 'A' con perspectiva estable en lugar de 'A+' por su deuda a largo plazo. En la de corto plazo se confirmó la 'A-1'.

La agencia estima que el PIB de Francia crecerá un 0,5%, la mitad de lo que espera el Gobierno

El mismo movimiento se produjo para Crédit Agricole y Banque Populaire Caisse d'Épargne, aunque para esta última entidad, la situación se completa con una revisión a la baja de las calificaciones de sus filales.

Así Crédit Foncier de France (CCF), especializada originalmente en los créditos inmobiliarios, pasó a 'A-' en su deuda a largo plazo y a 'A-2' para la de corto plazo.

En cuanto a la filial de banca de inversión y de financiación Natixis, también bajó un escalón hasta 'A'.

S&P recordó que la degradación de la nota de Francia se explica por el impacto de 'la profundización de los problemas políticos, financieros y monetarios dentro de la zona euro'.

Para este año, la agencia estima que el Producto Interior Bruto (PIB) de Francia crecerá un 0,5 %, la mitad de lo que espera el Gobierno.