Público
Público

Steinmeier presenta a su "gabinete ministerial" de cara a las Generales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El candidato socialdemócrata a al cancillería, Frank-Walter Steinmeier, presentó hoy su "gabinete ministerial" con el que acudirá a las elecciones generales de septiembre, un equipo que pretende compaginar la veteranía con la renovación.

El "gabinete en la sombra" posó para las cámaras tras una sesión de clausura de dos días celebrada en Potsdam (este de Alemania) en la que se debatió la estrategia electoral con que el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) se ha propuesto salir del pozo de las encuestas demoscópicas.

El equipo está formado por todos los ministros socialdemócratas de la actual gran coalición, con excepción de la de Sanidad, Ulla Schmidt, y por una serie de caras nuevas, como Manuela Schwesig, actualmente ministra de Asuntos Sociales en el estado de Mecklenburgo-Antepomerania y con 36 años la más joven del equipo.

La ausencia más sonada es la de Schmidt, quien se ha visto envuelta en un escándalo por haber usado su coche oficial durante sus vacaciones en España, circunstancia que tan sólo salió a la luz porque el coche fue robado en Dénia (Alicante).

La llamada "causa Schmidt" ha pasado entretanto a manos del Tribunal de Cuentas que analizará si la ministra efectivamente actuó, como ha venido asegurando, conforme a los reglamentos de la administración.

Steinmeier no ha querido excluir que Schmidt se incorpore al equipo posteriormente una vez esclarecido el asunto.

En principio, las normas establecen que todos los ministerios tienen derecho a usar un coche oficial, dentro o fuera del país, e incluso para fines privados, siempre y cuando costee éstos últimos de su bolsillo.

El problema en este caso parece ser más de proporcionalidad que de legalidad, pues los críticos consideran que el gasto que conllevó el traslado del vehículo y del chófer fue demasiado elevado para las dos citas oficiales que tuvo la ministra en su estancia en Dénia.

En el "gabinete ministerial" participan figuras del partido que hasta ahora no han ocupado ninguna cartera, como la vicepresidenta y exponente de la corriente izquierdista del partido Andrea Nahles, que se ocupará de los temas relacionados con Educación, o el secretario de organización del grupo parlamentario, Thomas Oppermann, que llevará Interior.

Sin embargo, si los sondeos demoscópicos acaban teniendo razón, el equipo de Steinmeier no pasará de ser un "gabinete en la sombra", pues en las encuestas el SPD no consigue remontar más allá del 23 por ciento en el que se encuentra aparcado desde hace semanas.

Los cristianodemócratas de la canciller Angela Merkel alcanzarían ahora mismo un 38 por ciento, dos puntos más que hace una semana.