Público
Público

Stonehenge: la primera discoteca 'trance'

Un profesor inglés, experto en tecnología acústica, afirma que el monumento del neolítico ofrece una acústica ideal para ritmos repetitivos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El monumento ha desconcertado a los arqueólogos que han discutido durante décadas por el origen y el uso de este círculo de piedras con 5.000 años de historia. Sin embargo, el profesor Rupert Till, un experto en acústica y tecnología musical de la Universidad de Huddersfield en Reino Unido, cree que ha resuelto el enigma y sugiere que fue utilizado para las primeras 'fiestas raves'.

Este investigador afirma que las piedras situadas en posición vertical tienen una acústica ideal para amplificar un ritmo repetitivo, por lo que pudieron ser usadas como lugar para realizar ritos con música y bailes. 'El Stonehenge original probablemente tuvo una acústica ideal, como una sala de conciertos. Nuestros ancestros lo fueron mejorando generación tras generación', afirma.

Aunque el monumento está parcialmente destruido, el doctor Till ha utilizado modelos digitales para emular su estructura original y realizar experimentos musicales. Además, el investigador ha visitado la réplica del monumento original que se encuentra en Maryhill en Washington. 'Hemos podido recrear el sonido de las voces y palmas que podrían producirse en el monumento hace cinco milenios'.

Señala además que el efecto acústico es similar a lo que se produce cuando desplazamos el dedo índice sobre el borde de una copa. 'Un simple toque en un tambor suena increíblemente amplificado'.