Público
Público

Strauss-Kahn acusa a EEUU de haber puesto "en riesgo" el G-20

El director gerente del FMI cree que Obama se precipitó en sus propuestas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sobre el cadáver aún caliente del último comunicado baldío del G-20, los líderes mundiales han entrado en otro cruce de declaraciones, buscando al culpable de lanzar la cerilla de la división en la cumbre de Seúl. El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, acusó a EEUU de haberse precipitado pidiendo determinados compromisos (como fijar un límite para el déficit y superávit comercial) cuando la cooperación internacional no pasaba por su mejor momento. Tanto es así que Strauss-Kahn aseguró en declaraciones a AFP que 'hubo un riesgo, después de la cumbre de Toronto, de que todo se desintegrara y de que el sentido mismo de la existencia del G-20 se disipara. Este no ha sido el caso', pero tampoco hay que esperar 'que el mundo entero juegue como un equipo'.

Recién llegado a Yokohama (Japón), donde asiste a la Cumbre de Cooperación Asia-Pacífico (APEC) y donde se reencontró con Barack Obama y el presidente de China, Hu Jintao, Strauss-Kahn aseguró que la unidad que mostraron los países al inicio de la crisis ha 'menguado durante la fase de recuperación'. 'Harán falta dos, tres o cuatro G-20 para que se recupere ese sentimiento de trabajo en equipo', continuó. No obstante, el líder del FMI entiende que EEUU debe seguir haciendo propuestas porque son buenas 'para el debate', pero no se puede esperar 'que se resuelvan de una sola vez'. En este mismo sentido, el dirigente francés pidió comprensión hacia los avances de China, que está haciendo esfuerzos por desplazar el motor de su economía más allá de la demanda externa 'pero no lo va a lograr en cinco minutos', y concluyó que 'el problema es que cada uno piensa que los demás deben esforzarse más de lo que hacen ellos mismos'.

Un día después de la cumbre, Pekín y Washington se cruzan mensajes

La mayor parte de los líderes reunidos en Seúl el jueves y el viernes pasados, desde Zapatero a Sarkozy, que tomará el relevo de la presidencia del G-20, achacaron a este cruce de acusaciones entre países la escasez de resultados en la cumbre.

Sin embargo, el principal sospechoso, EEUU, no parece dispuesto a callarse en su cruzada contra las políticas económicas de otros países. Hoy mismo volvió a reclamar en Yokohama que las economías asiáticas busquen otra vía de crecimiento que no sea 'vender a EEUU'. Tras su intervención, tomó la palabra Hu, quien reiteró su compromiso de incentivar la demanda interna de su país, así como de reformar el sistema cambiario de su moneda, pero siempre 'de forma controlada y gradual'.

 

DISPLAY CONNECTORS, SL.