Público
Público

Strauss-Kahn advierte de que el G20 puede convertirse en "irrelevante"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, advirtió hoy de que "existe un grave riesgo de que el G20 se convierta en una institución totalmente irrelevante".

Strauss-Kahn hizo estas declaraciones al referirse a que tras una leve mejora económica se acentuase la tentación de los líderes de centrarse en sus problemas nacionales.

En una conferencia en la sede de la ONU en Ginebra, el director gerente del FMI manifestó su convencimiento en que el euro seguirá existiendo dentro de 5 años, y admitió que la crisis sigue en Europa, "pero también en otras partes del mundo".

"El problema real es la situación de algunos países europeos", precisó Strauss-Kahn en unas jornadas tituladas "El impacto de la crisis financiera en el gobierno económico mundial".

"El euro no va desaparecer, llevó tiempo construirlo, aunque eso sí, es una moneda única sin una política económica única, en la que hacen faltan unas políticas únicas, aunque no puedan ser las mismas en Baviera que en Extremadura", dijo Strauss-Kahn, al referirse a la región alemana y a la española.

Al cuestionarse la legitimidad del G20, Strauss-Kahn apuntó que el grupo excluye a 167 países representantes de un tercio de la población mundial, argumento utilizó para defender el organismo que dirige, "que tiene 187 miembros".

Eso sí, el ex ministro de Finanzas de Francia admitió que el FMI "no predijo la crisis, pero fue el primero en alertar de su gravedad", y reconoció también que la globalidad de la crisis financiera puede vincularse a un "mal gobierno".

"El modelo global de crecimiento se ha mostrado desequilibrado e insostenible", señaló, porque a su entender dicho modelo confiaba en la solvencia de los países, subrayó Strauss-Kahn.

"Hoy, como en el pasado, al empeorar los problemas económicos, aumenta la decepción con el equilibrio social, se mina la democracia y se debilitan las instituciones", argumentó el director gerente del FMI para enfatizar el peso de los organismos internacionales.

A su juicio, el gran problema que queda por resolver es la regulación de las entidades financieras que no son bancos, "que tuvieron un rol importante en la crisis", una vez que ya se han aumentado los requisitos de capital a los bancos.

Strauss-Kahn compartió ponencia con el director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Pascal Lamy, con quien se reunió durante media hora previo al inicio de la sesión, y con quien comparte afiliación al partido socialista francés.

Lamy coincidió con el director gerente del FMI en resaltar la relación entre "los excesos económicos de los años 30" y su parte de responsabilidad en la Segunda Guerra Mundial.

El director general de la OMC dijo que la prioridad debe ser "el pleno empleo, el desarrollo y el progreso social, un sistema monetario estable, un comercio abierto, y la sostenibilidad ambiental".