Público
Público

Strauss-Kahn considera "válidas para décadas" las reformas españolas

El presidente del FMI, reunido con Zapatero en Madrid, hace un llamamiento al consenso político ante la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

España está tomando las medidas correctas para una recuperación económica y el crecimiento se reanudará de forma duradera si esas medidas son implementadas correctamente, dijo el director gerente del Fondo Monetario Internaional, Dominique Strauss-Kahn.

'(La reforma laboral) va absolutamente en la dirección correcta y es crucial para mejorar la eficiencia del mercado laboral en España', dijo Strauss-Kahn en una rueda de prensa en La Moncloa tras la reunión que mantuvo con el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

'En mi opinión, el gobierno no sólo intenta resolver problemas a corto plazo, sino construir las bases para dos décadas de crecimiento en el país', añadió.

El mandatorio español reafirmó ante Strauss-Kahn la determinación de España de aplicar las reformas emprendidas para salir de la crisis.

'Le he transmitido la determinación del Gobierno de España, de llevar a la práctica, de hacer efectivas todas y cada una de las reformas que hemos puesto en marcha para superar esta crisis saliendo con una economía renovada y fortalecida y contribuir así también a la recuperación y al potencial de crecimiento de la UE', dijo Rodríguez Zapatero.

El presidente de Gobierno añadió que 'si las reformas tienen la fuerza que esperamos y generan la confianza suficiente, no debería afectar a la recuperación económica y, por tanto, al crecimento que tenemos desde el primer trimestre, aún siendo un crecimiento leve'.

El presidente del FMI  aseguró que si las reformas previstas en España se aprobaban con consenso, se aprovecharía muy bien el potencial de la economía y se recuperaría 'muy rápidamente' el crecimiento.

En una operación de urgencia, recientemente el gobierno español aprobó por Decreto un recorte adicional del gasto de 15.000 millones de euros para 2010 y 2011. El decreto - que incluía congelación de pensiones y recortes en los salarios de empleados públicos - fue convalidado por un sólo voto de diferencia en el Congreso de los Diputados mostrando la soledad de los socialistas en la Cámara.

'Si las reformas se aprueban por consenso se recuperaría muy rápidamente el crecimiento'

La esperada reforma laboral se aprobó esta misma semana también mediante un Real Decreto, aunque en su convalidación parlamentaria del próximo martes se tramitará como Proyecto de Ley, lo que permitirá la concurrencia de otros partidos políticos. Zapatero dejó claro que pretende lograr el máximo consenso en la futura reforma que piden economistas e instituciones - la de sistema de las pensiones - aunque pidió a los grupos una tramitación rápida.

'Me gustaría que el trabajo se agilizara y el Partido Socialista va a hacer todo lo posible en ese sentido (...) pero este es un tema que se tramitará vía Proyecto de Ley, no es algo tan urgente que requiera un Real Decreto', dijo Zapatero.

Añadió que el gobierno pretende tener cerrado el esquema de reformas del país antes del otoño. Zapatero y Strauss-Kahn coincidieron en la importancia de hacer públicas las pruebas de resistencia de la banca europea para aumentar la transparencia en los mercados y poner coto a los rumores que ponían en entredicho la solvencia de España.

Zapatero anunció que el Ejecutivo 'no contempla' adoptar en los próximos meses 'nuevas medidas' para reducir el déficit. El presidente aseguró que confía en que las ya planificadas y vigentes, incluida la reforma laboral, van a provocar que se llegue al objetivo de dejarlo en 2011 en el 6% del PIB. 'A día de hoy no contemplamos nuevas medidas', precisó.

Según explicó, sólo quedaba por confirmar el compromiso de las comunidades autónomas para colaborar en la reducción del déficit, una 'responsabilidad' que les agradeció.

En relación a la reforma del sistema de pensiones, constató que los partidos tienen que buscar el acuerdo en el Pacto de Toledo, y, aunque dijo que le gustaría que 'se agilizara', matizó que no le corresponde al Gobierno interferir en el Parlamento. En cualquier caso, este tema, que se tramitará como proyecto de ley, 'es una materia necesaria pero no tan urgente como la reducción del déficit'.