Público
Público

Sube a nueve el número de muertos en un tiroteo en un centro de trabajo de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El número de muertos hoy en un tiroteo en un centro de distribución de cerveza y vino del estado de Connecticut (EE.UU.) aumentó a nueve, entre quienes se encuentra la persona que realizó los disparos, informaron medios locales.

El incidente se produjo en el aparcamiento de la firma Hartford Distributor, en la ciudad de Manchester (Connecticut), donde Omar Thornton, un trabajador de 34 años de ese centro, disparó contra varias personas antes de dirigir el arma hacia la cabeza y acabar con su vida, publica la web del diario The Harfort Courant.

Inicialmente se informó que las víctimas eran tres y más tarde se habló de ocho, entre los que estaba el asesino, pero la cifra aumentó de nuevo después de que uno de los heridos falleció en el hospital, informó la cadena CNN.

Thornton, que trabajaba desde hacía poco tiempo como conductor para la compañía, acabó con la vida de dos personas fuera de la sede de la firma y de cinco más en su interior, donde, según explica ese diario de Connecticut, se le esperaba para abordar "un problema disciplinario" con los responsables de Hartford Distributor.

"El sindicato le había pedido que viniera para que se reuniera con la empresa y se pusiera remedio al problema. Entró y empezó a disparar", explicó un representante sindical de la compañía al rotativo.

Ese diario había informado en un principio que el agresor había sido abatido por las fuerzas de seguridad, algo que desmintió más tarde.

El tiroteo ocurrió hacia las 11.30 GMT, en un momento en que empezaba la actividad laboral y en el que en las oficinas y almacenes de la firma había una cuarentena de personas, según uno de sus directivos, Brett Hollander.

"Hay algunos heridos y algunos muertos", dijo Hollander a ese medio local, al que explicó que, tras el tiroteo, todos los empleados que se encontraban en el lugar de los hechos se refugiaron en un almacén cercano.

Hasta el lugar del incidente se desplazaron ambulancias y un helicóptero médico para evacuar a las víctimas, entre las que se encuentran algunos miembros de la familia propietaria de la compañía.