Público
Público

Subida del 3,24%, cuarto mayor avance del año, por la mejora de la industria de EEUU y de la banca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La bolsa española subió hoy el 3,24 por ciento, la cuarta mayor subida del año, impulsada por el avance de Wall Street por la mejora de la actividad industrial estadounidense y la recuperación del sector financiero.

El índice de referencia del mercado nacional, el Ibex-35, subió 430,10 puntos, equivalentes al 3,24 por ciento, hasta 13.699,10 puntos, nivel al que no se aproximaba desde mediados de enero y que reduce las pérdidas anuales acumuladas a menos del 10 por ciento.

Por su parte, el índice general de la Bolsa de Madrid avanzó el 3,03 por ciento; el Ibex Medium, el 2,14 por ciento, en tanto que el Ibex Small Caps avanzó el 1,85 por ciento.

En Europa, con el euro a 1,561 dólares, París subió el 3,38 por ciento; Fráncfort y Milán, el 2,84 por ciento cada una, y Londres, el 2,64 por ciento.

La bolsa española empezó la sesión con pequeñas pérdidas por el mal arranque de las plazas europeas, a pesar de que Wall Street había logrado subir el 0,4 por ciento en la jornada anterior.

Las malas noticias que llegaban del sector financiero determinaban la caída, así como el descenso de las ventas minoristas en Alemania el 1,6 por ciento en febrero.

Sin embargo, mientras el euro continuaba con la depreciación iniciada en la víspera y se cambiaba a menos de 1,58 dólares, lo bancos iniciaban su recuperación a pesar de las pérdidas anunciadas en el primer trimestre por UBS y de las provisiones de Deutsche Bank, con lo que la bolsa se apuntaba a las ganancias.

Animada también por la bajada del paro alemán dos décimas en marzo, al 7,8 por ciento de la población activa, y el mantenimiento de la actividad en el sector manufacturero europeo, el mercado recuperaba rápidamente el nivel de 13.300 y subía hasta 13.400.

Mientras el Banco de España rebajaba la previsión de crecimiento para este año del 3,1 al 2,4 por ciento y se conocía que el FMI pronosticaba que los EEUU)entrarán en recesión y sólo crecerán el 0,5 por ciento este año, la bolsa discurría sobre la cota de 13.400 puntos.

La publicación de estadísticas favorables en EEUU, como la leve caída del 0,3 por ciento del gasto en construcción en febrero, menor de lo previsto, y la mejora de la actividad en el sector industrial estadounidense en marzo -el ISM pasa de 48,3 a 48,6 puntos-, ejercieron de palanca al final de la sesión.

Estos datos, acompañados por la rebaja del petróleo Brent a menos de 100 dólares por barril, sirvieron para empujar al mercado neoyorquino -al cierre de la sesión española ganaba más del 2 por ciento- y depreciar al euro a 1,556 dólares, lo que permitió al mercado nacional acercarse a 13.700 puntos y cerrar en el precio más elevado del día.

De los grandes valores, Banco Santander subió el 4,6 por ciento; BBVA, el 4,09 por ciento; Telefónica, el 3,96 por ciento; Repsol, el 2,74 por ciento, e Iberdrola, el 1,93 por ciento.

Inditex encabezó las ganancias del Ibex al avanzar el 6,79 por ciento, animada por informes favorables tras publicar ayer que su beneficio había crecido el 27 por ciento el año pasado, mientras que Bolsas y Mercados Españoles avanzaron el 5,69 por ciento; FCC, el 5,04 por ciento.

A continuación, con ganancias superiores al 4 por ciento e inferiores al 5 se situaron Banco Santader; Ferrovial; Banco Popular, que ha vendido una filial francesa a Credit Mutuel, y BBVA, en tanto que subieron más del 3 por ciento y menos del 4 por ciento Telefónica, Bankinter, Grifols, Banesto y Gamesa.

Sólo una compañía del Ibex concluyó con pérdidas, Red Eléctrica, que cedió el 0,05 por ciento, mientras que Enagás repitió cotización y Cintra y Sogecable terminaron con las menores ganancias, el 0,11 por ciento.

Las mayores ganancias en el mercado continuo correspondieron a Befesa, el 8,34 por ciento, seguida de Mecalux, que ganó el 7,51 por ciento, mientras que Indo comandó las pérdidas -sólo bajaron 18 compañías- al ceder el 4,84 por ciento.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo subía cuatro centésimas y se situaba en el 4,25 por ciento, en tanto que los inversores habían negociado en el mercado continuo 6.173 millones de euros, de los que poco más de 1.700 correspondían a operaciones efectuadas por inversores institucionales.