Público
Público

La subida del paro se suaviza en noviembre

Crece en 24.318 personas, el menor aumento en 12 años. En industria y construcción hay menos parados que en 2009

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El mercado laboral sigue sin despegar, pero ya hay señales que indican, al menos, que la estabilización está cerca. Noviembre arrojó al paro a 24.318 personas y dejó un saldo total de 4.110.294 de personas desempleadas, 241.348 más que hace un año, según los datos de paro registrado del Ministerio de Trabajo.

En términos desestacionalizados, es decir, eliminando el efecto del calendario, el paro descendió en 45.600 personas, según los datos del Ministerio de Economía.

El desempleo crece más entre las mujeres que entre los hombres

La subida de noviembre supone el menor incremento del paro registrado en este mes desde el año 1998, algo que 'podría interpretarse como una normalización de nuestro mercado de trabajo', señaló este jueves la secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez. Además, mientras que en noviembre de 2008 y 2009, años de intensa destrucción de empleo, el paro creció a un ritmo interanual del 42,7% y del 29,4%, respectivamente, el mes pasado lo hizo al 6,2%.

A pesar de que la crisis ocasionó que el paro creciera más entre los hombres que entre las mujeres debido a la destrucción masiva de empleos en sectores tipícamente masculinos como la construcción, la tendencia ya ha cambiado: tanto en términos interanuales como intermensuales, el paro crece más entre las mujeres. En números absolutos, ya hay más mujeres en paro (2,082 millones) que hombres (2,027 millones). Según los expertos, esta sería otra señal de que se vuelve al escenario anterior a la crisis.

Sin embargo, en afiliación a la Seguridad Social, 'las mujeres pierden menos empleo que los hombres', dijo el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, que destacó que las mujeres suponen ya el 45% del total de afiliación, un porcentaje similar al de los países más avanzados de Europa. El mes pasado, la Seguridad Social perdió 53.440 afiliados y se situó en 17.612.709 personas afiliadas.

Los contratos indefinidos suponen tan sólo el 8,6% del total

Granado aseguró que la caída de la afiliación está relacionada con la pérdida de empleos en las Administraciones Públicas, afectadas por el recorte del gasto, y en los contratos vinculados a ellas. 'El resto de las actividades económicas han ganado empleo en el sector privado', añadió.

Fue el sector servicios el que asumió la mayor parte de la subida del paro en noviembre, con 15.757 parados más, seguido de las personas sin empleo anterior (8.673) y de la agricultura (2.437). Por el contrario, tanto la industria como la construcción muestran ya un comportamiento positivo: el paro en estos sectores se redujo en noviembre y lo hizo tanto en términos intermensuales como interanuales.

En noviembre, se registraron 1.257.479 de contratos, un 6,5% menos que en octubre, de los que casi 1.150.000 fueron temporales. Los contratos indefinidos continúan, por tanto, siendo minoría (representan tan sólo el 8,6% del total), aunque han crecido un 0,6% respecto al mismo mes del año anterior. La secretaria de Estado de Empleo resaltó que es la primera vez que la contratación indefinida aumenta respecto al año anterior desde febrero de 2008. 'Y es la primera vez que lo hace un mes de noviembre desde 2006', remató.

Rodríguez destacó también que el 32% (34.000) de los contratos indefinidos registrados en noviembre fueron de fomento del empleo, es decir, con una indemnización de 33 días por año trabajado, la modalidad promovida por la última reforma laboral. De esos 34.000 contratos, cerca de 23.000 fueron conversiones de empleos temporales. 'En meses anteriores había más o menos unas 2.000 conversiones', señaló.

El cierre del ejercicio 2010 de la Seguridad Social será similar a lo previsto en los presupuestos, aunque el superávit será 'algo menor' por la desviación de la inflación para el pago de las pensiones, que ha sido más intensa de lo esperado, según Trabajo. El secretario de Estado de la Seguridad Social prevé un superávit de unos 2.800 millones de euros.