Público
Público

La subida de impuestos tensa el Tripartito

ICV amenaza con un plante si no se concreta el aumento de la presión fiscal a las rentas altas 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No existe entre los dirigentes de ICV-EUiA la intención de abandonar el Govern. No obstante, la reunión prevista para este martes en que se debatirá el alza del IRPF para las rentas más altas podría desembocar en una crisis de gobierno. La portavoz de la formación, Laia Ortiz, amenazaba ayer con un 'plante' si en el consejo de hoy no se alcanza un acuerdo concreto sobre qué rentas pagarán más y cuál será el porcentaje del aumento.

Durante todo el día de ayer hubo conversaciones entre dirigentes ecosocialistas y del PSC para tratar de llegar a un acuerdo que evite males mayores, pero las posturas seguían alejadas al cierre de esta edición. ICV ya logró arrancar el compromiso formal del Govern de que se compensaría a los funcionarios tras el recorte de su salario la semana pasada y pretende poner hoy números a la subida de impuestos para las clases más favorecidas. Sin embargo, fuentes del Govern insistían ayer en que para hoy se esperan tan sólo 'líneas y orientaciones generales' de la reforma fiscal.

En ICV dan por hecho que habrá números y lanzaban ayer su propuesta: aumentar del 21,5% al 25% el tipo del tramo autonómico del IRPF para las rentas superiores a 100.000 euros anuales.Martí Carnicer (PSC), EnricAloy (ERC) y Joan Boada (ICV) negociaron durante todo el día de ayer para tratar de fijar una posición común.

Una de las posibilidades que estaba ayer sobre la mesa pasaba por crear un nuevo tramo impositivo. Actualmente, todas las rentas de más de 100.000 euros tienen el mismo trato fiscal, y fuentes del PSC y de ICV insinuaban durante la tarde de ayer que podría crearse un nuevo tramo para salarios aún más elevados y no se descartaba la creación de un segundo.

Los ecosocialistas, exigidos ante su electorado y presionados por los sindicatos, se topan con la postura del PSC es el conseller Antoni Castells quien marca la línea económica, que hace sólo dos semanas rechazó esta subida de impuestos y que es partidario de minimizarla para no lastrar el consumo.

ERC, por su parte, está al margen de la pugna, aunque da su apoyo al alza de impuestos. 'Si hay alguien que sobreactúa, se muscula y quiere aparentar que es el más exigente, pues allá él, con nosotros no va', manifestaba ayer el secretario general de los independentistas, Joan Ridao.

La reunión del Govern de esta mañana servirá también para que se apruebe la segunda parte del plan de recorte del déficit de la Generalitat. Tras el recorte salarial del sábado, se firmará una ralentización de las inversiones públicas previstas principalmente en materia de obra pública, el freno en el despliegue de algunas prestaciones sociales sobre todo en lo referente a la dependencia y el redimensionamiento de empresas públicas con recortes de personal. El IRPF será el colofón a la respuesta del Govern a la crisis.