Público
Público

La subida salarial de 5,1 millones de trabajadores está en el aire

Los sindicatos creen que las pymes serán las más dañadas por el fracaso de las negociaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dicen que dos no discuten si uno no quiere. Pero los sindicatos lo tienen claro: ellos han hecho todo lo posible para avanzar en la negociación colectiva y en el diálogo social y creen que la patronal ha jugado una estrategia de máximos imposible de seguir.

La ruptura el viernes de las conversaciones para firmar el Acuerdo marco de Negociación Colectiva (ANC) deja en el aire las alzas salariales de más de 2,3 millones de trabajadores que deben renovar este año sus convenios. También pone en solfa las revisiones salariales de los 2,8 millones de trabajadores que están bajo un convenio plurianual que debe ratificar las subidas pactadas para este ejercicio.

Ahora empresas y trabajadores deben negociar de forma particular los convenios, sin contar con la referencia del ANC, que servía como marco desde 2002. Algunos empresarios han manifestado su temor a que estas conversaciones deriven en un aumento de la conflictividad, pero los secretarios generales de UGT y CCOO aseguran que no prevén este escenario. Es más, creen que las empresas y los sectores serán más proclives a pactar un alza salarial del 2% (demanda sindical que aparentemente ha roto la negociación) de lo que lo ha sido la gran patronal. Citaron así el caso del convenio de la construcción, un sector en crisis que, sin embargo, ha ratificado una subida del 3,5% en los salarios para este año.

'Se abre paso ahora la verdad', resumió Cándido Méndez, líder de UGT, sobre el futuro de estas conversaciones entre empresas y trabajadores. 'Los problemas de las pymes no están en un incremento de un punto porcentual en la subida salarial', matizó Ignacio Fernández Toxo, representante de CCOO. 'El problema es el acceso a la financiación'.

Ambos sindicalistas dejaron entrever que los principales afectados por la ruptura de las negociaciones serán las pequeñas empresas, ya que la mayoría de los convenios que quedan por firmar son de menor tamaño, con excepción del de los grandes almacenes y la seguridad privada.

Tanto Toxo como Méndez coin-cidieron en que 'los salarios no han sido el problema' para firmar el ANC. Según los sindicatos, la patronal ha intentado vincular el Diálogo Social (que es a tres bandas, incluido el Gobierno) con esta negociación y eso ha sido lo que ha roto la cuerda. Dicen que la patronal puso sobre la mesa una rebaja de las cuotas de la Seguridad Social de tres puntos, algo 'inasumible',en su opinión, por el Fondo de las Pensiones, que entraría en déficit en cuatro años.

Por su parte, plantearon un acuerdo bianual, que estuviera en vigor en 2010, de forma que la subida salarial del 2% para este año, en el que se prevé una baja inflación, se compensara con la del próximo ejercicio cuando subirán los precios, según los expertos.