Público
Público

Subtítulos por amor a una serie

Los fans de las series estadounidenses colaboran en Internet para subtitularlas cuanto antes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Apenas seis horas después de que más de 12 millones de estadounidenses siguieran en Estados Unidos el estreno de la última temporada de Perdidos, que la cadena ABC ofreció en horario de máxima audiencia, cualquier fan de la serie en España tenía ayer por la mañana a su disposición los subtítulos del primer capítulo, fruto del trabajo anónimo y altruista de los internautas en varios sitios de Internet, como Lostzilla.net. Así, gracias a un sencillo software, cualquier fan que se hubiera bajado el primer episodio a través de uno de los múltiples enlaces de descarga disponibles en la Red podía ayer disfrutar del primer capítulo de Perdidos subtitulado en castellano, una semana antes de su emisión oficial en España en Cuatro y Fox el próximo 9 de febrero.

Los subtítulos del primer episodio de Perdidos estaban listos en seis horas

El fenómeno de la subtitulación altruista de series estadounidenses no se circunscribe a Perdidos, aunque esta serie es uno de los productos que explican que en los últimos años esta práctica haya experimentado un crecimiento espectacular, según indica a Público Gabriel G., el creador de Subtítulos.es, una de las web de referencia en España, que desde su creación en octubre de 2008 ha hecho posible la traducción de más de 12.000 subtítulos que han sido descargados nueve millones de veces. Gabriel señala que lo que lleva a los internautas a trabajar gratis y contrarreloj para subtitular es 'la pasión por las series de televisión y, en especial, por su visionado en versión original'.

El procedimiento es sencillo: tal como relata Gabriel, tras emitirse un capítulo en el país de origen, se realiza una transcripción de los diálogos o se capturan los llamados closed captions [subtítulos destinados a personas sordas]. Posteriormente, a través de una aplicación on-line colaborativa, los internautas traducen los diálogos y aplican los subtítulos a la imagen a través de un reproductor multimedia disponible gratis en Internet.

'Siempre hay alguien que da con la traducción adecuada'

Según Octavio Alamo, creador de Wikisubtitles.net, una especie de Wikipedia de subtítulos que dejó de funcionar en 2008 tras advertirle la Federación para la Protección de la Propiedad Intelectual (FAP) que podía estar vulnerando la Ley, la clave está en la colaboración entre los internautas. En este sentido, las cuatro horas de trabajo que puede llevarle a una sola persona subtitular un capítulo de 45 minutos se reducen bastante si, como es habitual, los internautas se reparten el capítulo por minutos. Una vez traducido, en Wikisubtitles.net unos se editaban a otros para mejorar el texto, sin que hubiera un supervisor. En el caso de Subtítulos.es ocurre algo similar y 'en muy pocos casos es necesaria la intervención de un moderador, es la comunidad la que se organiza y mantiene sus propias reglas', sostiene Gabriel.

El modelo colaborativo permite superar dificultades como, por ejemplo, la presecia de diálogos en jergas difíciles de traducir. 'Al ser más de 20.000 usuarios siempre hay alguien que da con la traducción adecuada y además se la explica al resto, con lo que automáticamente ese conocimiento se transmite de unos a otros', agrega.

La actividad puede ser ilegal, según la Federación antipiratería

Lo que no saben muchas de las personas que participan en estas páginas es que podrían estar incurriendo en una actividad ilegal, a pesar de que estos sitios se cuidan mucho de alojar episodios de series para descarga directa. Esta es al menos la advertencia que hace José Manuel Tourné, presidente de la FAP. 'Modificar una obra, y subtitularla es modificarla, es una facultad reservada al titular', explica Tourné, que señala que subtitularla sin permiso puede dar lugar a una demanda de daños y perjuicios por parte de quien ostenta los derechos.