Público
Público

Sudáfrica insta a comprar entradas anticipadas para el Mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los organizadores del Mundial de fútbol de Sudáfrica 2010 expresaron el lunes su preocupación por la posibilidad de que los estadios no estén llenos durante el torneo e instaron a los aficionados locales a romper con su hábito de comprar entradas el mismo día de los partidos.

"Tenemos el desafío de llenar los estadios", dijo en una rueda de prensa en Johannesburgo Danny Jordaan, el director ejecutivo del comité organizador del evento.

"Tenemos que educar a nuestra población para que compre sus entradas para el Mundial cuando se pongan en venta el mes que viene", agregó.

Las entradas para partidos de fútbol raramente se agotan en África, lo que facilita que los aficionados compren el resto en las puertas de los estadios.

Sin embargo, hacer eso durante el Mundial -que comenzará el 11 de junio del 2010- implicará que muchos sudafricanos no tengan sus entradas y mermará las esperanzas de que el torneo cuente con una cantidad importante de africanos en las gradas.

Sudáfrica 2010 será el primer Mundial que se realizará en un país del continente africano.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, dijo que la crisis financiera internacional no tendría un impacto significativo en el Mundial, aunque agregó que el evento podría no ser tan rentable como lo fue el de Alemania 2006.

Sudáfrica prometió finalizar a tiempo la construcción de los 10 estadios que serán sede en el Mundial, aunque el coste será mayor que el estimado inicialmente, en parte debido a la debilidad de la moneda local, el rand, y a consecuencia también del elevado coste de las obras.

Los crecientes precios de los materiales de construcción y los altos costes laborales incrementaron rotundamente el presupuesto que tenía el proyecto de los estadios y ocasionaron pérdidas de 3.200 millones de rand (unos 240 millones de euros).

Los organizadores locales están preocupados por mantener bajo control la escalada del presupuesto y por obtener los fondos para contrarrestar las pérdidas, para las que el Gobierno sudafricano ya otorgó 1.400 millones de rand en concepto de gastos de contingencia.

Sudáfrica espera alrededor de 450.000 visitantes para el Mundial y confía en que el evento estimule el turismo y la inversión en la nación con la economía más poderosa de África.