Público
Público

Sudán expulsa a las agencias humanitarias y desafía a La Haya

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente sudanés, Omar Hasan al Bashir, anunció el jueves que diez agencias internacionales habían sido expulsadas del país, en su primera respuesta pública a la orden de arresto en su contra del Tribunal Penal Internacional por cargos de crímenes de guerra.

La orden de arresto emitida el miércoles por atrocidades cometidas en la región occidental sudanesa de Darfur es la primera contra un jefe de Estado en el cargo por parte del TPI, con sede en La Haya.

"Actuaremos como un gobierno responsable", declaró Bashir en un encuentro de altos cargos en respuesta a la orden de arresto, añadiendo que Sudán actuaría con decisión contra cualquiera que amenazara la estabilidad.

"Hemos expulsado a diez organizaciones extranjeras ... tras observar actividades que actúan en contradicción con todas las leyes y normas", declaró.

China instó el jueves al Consejo de Seguridad de la ONU a atender los llamamientos de países africanos y árabes para suspender el caso contra Bashir, pero Estados Unidos ha dado la bienvenida a la iniciativa.

El TPI, creado en 2002, acusó a Bashir de siete cargos de crímenes de guerra y contra la humanidad, que incluían asesinato, violación y tortura. El comité de tres jueces dijo que había bases insuficientes para el genocidio.

Horas después de emitirse la orden, Sudán revocó las licencias de varias agencias humanitarias extranjeras.

La ONU y otros organismos están dirigiendo la mayor operación humanitaria del mundo en Darfur, una región mayoritariamente desértica situada en el oeste de Sudán. Expertos internacionales dicen que al menos 200.000 personas han sido asesinadas allí, mientras que Jartum asegura que han muerto 10.000.

Se estima que otros 2,7 millones de personas han quedado desplazadas por el conflicto, que comenzó cuando rebeldes en su mayoría no árabes se levantaron en armas contra el Gobierno en 2003.