Público
Público

Sudán quita a las ONG el control de la distribución de ayuda internacional

Al Bachir, buscado por la CPI por crímenes de guerra y de lesa humanidad en Darfur, acusó a las ONG de "robar" el dinero de los donantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Sudán, Omar al Bachir, afirmó este lunes que, en el plazo de un año, las agencias internacionales de asistencia se verán impedidas de distribuir la ayuda destinada a este país.

'He ordenado al Ministerio de Asuntos Humanitarios que 'sudanice' todas las agencias de asistencia en Sudán dentro de un año', afirmó el gobernante en una ceremonia con jefes militares y policiales.

El jefe de Estado dijo que, después de ese plazo, 'ninguna organización internacional distribuirá ayuda a los ciudadanos de Sudán', y las agencias de asistencia 'pueden dejar su comida en el aeropuerto y las organizaciones sudanesas la distribuirán'.

El pasado 4 de marzo, Sudán ordenó la expulsión o la suspensión de operaciones de una docena de organizaciones de ayuda, nacionales e internacionales, el mismo día que se conoció la orden de arresto emitida contra él por la Corte Penal Internacional (CPI).

'El Gobierno (sudanés) está capacitado para reemplazar estas agencias de ayuda (internacionales) por organizaciones nacionales', insistió Al Bachir en su discurso.

Al Bachir hizo el anuncio en un discurso que pronunció en una ceremonia en el sur de esta capital con jefes del Ejército y de la Policía, como parte de sus contactos con representantes de todos los sectores tras la decisión anunciada por la CPI.

El gobernante sudanés, buscado por la CPI por crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos en el conflicto armado de Darfur, acusó a las ayudas de asistencia extranjeras de 'robar' el dinero ofrecido por los países donantes y destinado a Sudán.

Aseguró que de los 2.000 millones de dólares ofrecidos por los países donantes, han llegado a sus destinatarios sólo 100 millones de dólares.

'Aquellos que están trabajando con las organizaciones de asistencia son espías, traidores y agentes del colonialismo', añadió.

Al Bachir no cerró la puerta totalmente a todas las agencias internacionales de asistencia, aunque sí dejó claro que la ayuda en comida o medicinas sólo será distribuida por organizaciones locales.

'Aquellas (organizaciones) que cumplan con las leyes del país serán bienvenidas y aquellas que rompan la ley serán expulsadas', añadió el gobernante.