Público
Público

La sueca "Déjame entrar" gana el premio del público de la Semana de Terror

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La película sueca "Déjame entrar", de Tomas Alfredson, ha ganado el premio del público de la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián, el más importante galardón que otorga el certamen donostiarra.

El director del festival, José Luis Rebordinos, ha dado a conocer hoy en una rueda de prensa el palmarés de esta 19 edición, en la que, además del filme sueco, han sido galardonados "Next Floor", del canadiense Denis Villeneuve, que ha recibido el Premio del Jurado al Mejor Cortometraje, mientras que "Cotton Candy", de Aritz Moreno, ha sido nominado al premio "Melies de Oro" al mejor cortometraje fantástico europeo.

Además, la australiana "Spider", de Nash Edgerton, se ha llevado el premio del público al mejor corto y también el premio del jurado joven.

Rebordinos ha expresado la satisfacción de los organizadores por el transcurso del certamen, en el que ha su juicio se han visto cuatro películas que han destacado sobre las demás.

La primera de ellas es la premiada "Déjame entrar", que llegó a la Semana con la vitola de un gran "prestigio" adquirido en los festivales de Sundance y Tribeca y reconocido con el galardón "Melies de Oro" a la mejor película fantástica europea del año.

A juicio de Rebordinos, la elección de esta película por parte del público donostiarra, que ha decidido otorgarle el premio principal, demuestra la "madurez" de los espectadores de la Semana, ya que "no es un proyecto comercial" pero se trata de una obra "de una calidad extraordinaria".

El director del certamen se ha felicitado por el hecho de que en el festival haya lugar para "la juerga y la diversión" pero también para apreciar películas de mayor profundidad, como "Déjame entrar", que recibirá 6.000 euros para su distribuidora española.

También ha resaltado el impacto de "Martyrs", de Pascal Laugier, cuya "violencia extrema" ha levantado más polémica que espectadores en el Teatro Principal, ya que sólo tres abandonaron la sala durante su proyección en San Sebastián.

Rebordinos ha recordado que el pase de esta película, en la que se contemplan con extremado realismo largas sesiones de tortura, en el festival de Sitges provocó que alguna persona tuviera que ser atendida por una ambulancia debido a la impresión que le causó el filme.

El responsable de la Semana de Cine Fantástico y de Terror ha explicado que tras la película cerca de 400 espectadores permanecieron en sus butacas para mantener un debate con el director que se prolongó durante una hora.

También ha destacado la película "The Cottage", de Paul Andrew Williams, que contenía "grandes dosis de humor" que causaron que la proyección fuera "una auténtica juerga", y "City of Ember", de Gil Kenan, dirigida al público adolescente y juvenil.