Público
Público

El sueldo del presidente del BCE, inmune a la crisis: sube un 8,3% desde 2007

Mario Draghi ganó 374.124 euros en 2012 al frente de la autoridad monetaria, más que Bernanke en la Fed de EEUU y casi el doble que el gobernador del Banco de España.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), la institución que recomienda moderación salarial como una de sus principales recetas, y cuya actuación durante la crisis financiera ha sido cuestionada por expertos y gobiernos, ha resistido bastante bien estos años duros. Desde que comenzó la crisis financiera, su salario se ha visto incrementado en un 8,3%, según los datos de la institución consultados por Europa Press.

En 2007, el entonces presidente de la entidad, el francés Jean Claude Trichet, percibió un sueldo de 345.252 euros, que se incrementó un 1,9% en 2008, un 2,5% en 2009 y un 2% en 2010, para subir un 0,8% en 2011.

Su sucesor al frente de la autoridad monetaria de la zona euro, el italiano Mario Draghi, ganó el año pasado 374.124 euros, tras subir nuevamente un 0,8%. Draghi tomó el mando del BCE en noviembre de 2011; ese año, el salario anual del presidente de la entidad, cargo que en 2011 ocuparon Trichet (diez meses), y el banquero italiano, ascendió a 371.148 euros. De este modo, la subida de la retribución salarial percibida por el máximo responsable de la política monetaria de la eurozona se situó por debajo de la tasa de inflación de la región, que se situó en diciembre de 2012 en el 2,2%.

Draghi es uno de los banqueros centrales mejor pagados. Su sueldo supera al del responsable del Banco de Inglaterra, Mervyn King, quien cobró 305.368 libras (350.997 euros),y al del Banco de Japón, Masaaki Shirakawa (que deja el cargo el próximo 19 de marzo), cuya retribución ronda los 315.000 euros. No obstante, en el caso del BoE, el sucesor de King, el actual gobernador del Banco de Canadá, Mark Carney, quien asumirá el cargo en julio de este año, recibirá un salario anual de 480.000 libras (551.724 euros).

Las ganancias del banquero del euro más que duplican las del presidente de la Reserva Federal de EEUU (Fed), Ben Bernanke, que recibió un salario de 199.700 dólares (151.288 euros) en 2012. El responsable de la Fed gana, incluso, menos que el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, cuya retribución ronda los 176.000 euros anuales (165.000 de sueldo, más complementos y antiguedad). A Draghi le supera en sueldo el presidente del todopoderoso e influyente Bundesbank, en banco central alemán, Jens Weidmann, que se acerca a los 400.000 euros anuales.

Por su parte, el vicepresidente del BCE, Vitor Constancio, recibió en 2012 un salario de 320.688 euros, en comparación con los 318.132 euros que ganó en 2011, lo que representa una subida del 0,8%, mejora aplicada también a los sueldos del resto de miembros del Consejo Ejecutivo del BCE, que ascendió a 267.228 euros anuales.

El BCE precisó que los ejecutivos de la entidad reciben un salario base y prestaciones adicionales por residencia y representación. Además, el presidente de la institución dispone de una residencia oficial propiedad del BCE en lugar de dicha prestación por residencia.

En términos generales, el BCE dedicó a gastos de personal, que incluye salarios, otros gastos sociales, primas de seguros y gastos diversos para los empleados, un importe total de 184,6 millones de euros, lo que supone un alza del 6,6% respecto a los 173,1 millones que dedicó a esta partida en 2011.

Por su parte, José Manuel González-Páramo, quien formó parte del directorio del BCE hasta el 31 de mayo de 2012, cobró un salario de 111.345 euros por este periodo, un 0,8% más que la retribución equivalente percibida en 2011. Tras su salida de la institución, el exconsejero español del BCE solicitó a la entidad cobrar en un único pago la pensión generada por su labor en la institución.

'Tras abandonar el BCE, dos miembros del Consejo, Lorenzo Bini Smaghi y José Manuel González-Páramo, decidieron renunciar a sus derechos a futuros pagos mensuales de su pensión y en lugar de ello optaron por recibir en un único pago las cantidades, que ascendieron en conjunto a 2,4 millones de euros', ha señalado la entidad.

El BCE registró al cierre de 2012 un beneficio neto de 998 millones de euros, lo que representa un incremento del 37% respecto al año anterior, gracias en parte a los ingresos por intereses de la deuda soberana de países periféricos en su balance, informó la entidad.

En concreto, los ingresos por intereses netos de la deuda en poder de la institución se situaron en 2.289 millones de euros en 2012, un 14,5% por encima de la cifra correspondiente al año anterior.Esta cantidad incluye tanto los ingresos por intereses generados por la cuota que corresponde al BCE del total de billetes en euros en circulación, que disminuyó un 26%, hasta 633 millones de euros, como los correspondientes a los valores adquiridos en el contexto del programa de compras de bonos soberanos en el mercado secundario, que ascendieron a 1.108 millones en 2012, un 10,4% más que en 2011. Asimismo, esta partida incluye también otros 209 millones en intereses generados por los bonos garantizados o cédulas adquiridos por el BCE, un 26% más que el año anterior.

De estas ganancias, el BCE acordó el pasado 31 de enero distribuir 575 millones de euros entre los bancos centrales nacionales (BCN) de la zona del euro, a los que abonará el próximo 25 de febrero los restantes 423 millones.