Público
Público

Un sueño 'made in China'

Polémica en EEUU por el monumento a Martin Luther King, que este domingo inaugurará Obama en Washington

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hace 48 años, el 28 de agosto de 1963, el reverendo Martin Luther King pronunciaba su famoso discurso titulado Yo tengo un sueño (I havea dream) a los pies del Monumento a Lincoln en el National Mall de Washington, DC. El discurso puso el broche de oro a la Marcha por el Trabajo y la Libertad, una manifestación que salió del Monumento a Washington y que reunió a 250.000 personas. Sus palabras fueron claves en la lucha por los derechos civiles de los afroamericanos en Estados Unidos. Martin Luther King habló de su deseo de que en un futuro los negros y los blancos pudieran vivir armoniosamentey como iguales. Un sueño que se forjó en Washington. El reverendo escribió su discurso en el hotel Willard de la capital. Medio siglo después, Estados Unidos le rinde homenaje.

Barack Obama, el primer presidente afroamericano de EEUU, y la Primera Dama, Michelle Obama, descendiente de esclavos, inaugurarán el próximo domingo en Washing-ton el Monumento a Martin Luther King. En la ceremonia participarán los hijos del reverendo y está previsto que cante Aretha Franklin. Ed Jack-son, arquitecto ejecutivo de proyecto, cree que es 'justicia poética' que sea precisamente Obama el presidente que inaugure el monumento a este activista defensor de los derechos civiles de los afroamericanos.

Activistas pro derechos humanos criticaron al artista elegido, autor de la estatua de Mao Zedong

El Monumento está situado a orillas del Tidal Basin, el lago artificial del National Mall. 'Desde el punto de vista geométrico, está en línea directa entre el Memorial a Lincoln y el Memorial a Jefferson, dos iconos en la historia americana, siendo Jeffer-son el cerebro detrás del desarrollo de nuestra Constitución y Lincoln el gran unificador', explica Bill Line, portavoz del Servicio de Parques Nacionales. Será la primera ocasión en la que un monumento del National Mall estará dedicado a una persona que no ha sido presidente. El reverendo será, además, el primer afroamericano que contará con un monumento en este parque nacional.

'Martin Luther King Jr. estableció las condiciones de igualdad, abrió puertas que no habían sido abiertas y abrió las mentes de la gente de una manera que no se habían abierto antes', añade el portavoz del Servicio de Parques Nacionales.

El diseño del monumento, que ha costado 120 millones de dólares y ha sido financiado en su mayoría por donaciones privadas, está inspirado en una de las frases del discurso de 'Yo tengo un sueño': 'Con la fe podremos esculpir de la montaña de desesperanza una piedra de la esperanza'. Para ver el monumento, el visitante tiene que atravesar dos enormes piedras de granito blanco, símbolos de la montaña de desesperanza. Ante él encuentra la serenidad del lago artificial, el Memorial a Jefferson en la otra orilla y 'la piedra de la esperanza' de la que surge la figura esculpida en granito de Martin Luther King, una persona que rompe con el molde y da un paso adelante por los demás, aunque para ello tuviera que pagarlo con su vida.

Será el primer monumento dedicado a un afroamericano en el National Mall

El monumento, rodeado de cerezos, cuenta además con 14 citas sacadas de discursos de Martin Luther King esculpidas en piedra y en las que el reverendo hablaba de justicia, democracia, esperanza y amor. HarryJohnson, presidente de la fundación encargada de construir el monumento, recordó que han pasado 15 años desde que el Congreso de EEUU autorizó la construcción del memorial.

Curiosamente, el monumento a Martin Luther King es un monumento 'made in China'. Lei Yixin, el artista que ha esculpido la estatua del reverendo, es chino, al igual que las piedras de granito con las que se ha construido el monumento.

Activistas pro derechos humanos criticaron que el artista elegido fuera Lei Yixin, porque este escultor había esculpido la estatua del dictador Mao Zedong. Los sindicatos estadounidenses también criticaron que para realizar el monumento se utilizan bloques de granito chino en vez de estadounidense. Pero, por lo visto, el granito chino es de mejor calidad que el americano. Washington contará, por tanto, con un monumento 'made in China' que será también un símbolo de la economía globalizada.

El año pasado, la fundación encargada de construir el monumento hizo un llamamiento a los estadounidenses para conseguir dinero para transportar las 159 piedras de granito de China a Estados Unidos. El Gobierno griego se había ofrecido a transportar gratuitamente el granito desde China, pero, tras el estallido de la crisis económica griega, decidió suspender la operación. El llamamiento surtió efecto y consiguieron el dinero necesario para su transporte.

El arquitecto del proyecto salió en defensa del escultor ante las críticas

Johnson justifica la elección de Lei no sólo por su maestría a la hora de esculpir la piedra, sino 'por lo que decía el doctor King de que no se puede juzgar a alguien por el color de su piel. Tenemos al mejor hombre para el trabajo y ha hecho un maravilloso trabajo', añadió el presidente de la fundación encargada de construir el monumento.

El arquitecto del proyecto salió en defensa del escultor ante las críticas de aquellos que dicen que es una escultura al estilo del realismo socialista. 'Este hombre es un artista', señaló Jackson, quien destacó que Lei 'ha tenido la habilidad de captar la imagen de Martin Luther King de la manera que buscábamos. La escultura habla por sí misma'.

El artista Lei explicó que, a la hora de esculpir la escultura, 'quería que la gente sintiera la esperanza y el gran poder del doctor King'. El escultor recordó que el sueño de igualdad de Martin Luther King es 'un sueño universal'.