Público
Público

La suerte de cientos de miles de sudaneses del Sur es incierta, según la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La suerte de cientos de miles de residentes en el Norte de Sudán, pero originarios del Sur, que declarará su independencia el próximo día 9, es incierta, y se espera que después de esa fecha haya un repunte en el número de los que intentarán trasladarse al nuevo Estado.

Así lo pronosticó hoy el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que precisó que entre 1,5 y 2 millones de sudaneses del sur residen en lo que pasará a ser Sudán del Norte.

De ellos, unos 270.000 han regresado al Sur en los últimos ocho meses y 30.000 que se han instalado en alguna de las tres áreas transitorias, formalmente pertenecientes al Norte.

El especialista en Sudán del ACNUR, Dominique Bartsh, explicó que muchos de los que viven en el Norte en realidad no son desplazados "porque han nacido y crecido en Jartum (la capital) y no tienen filiación con el Sur, y ahora deben decidir si se quedan a ver lo que pasa o se van".

Dijo que la eventualidad de que esas personas se conviertan en apátridas, es decir que el Gobierno del Norte les retire la nacionalidad y caigan en un limbo jurídico, preocupa al ACNUR.

De otra parte, Bartsh reveló que hay sudaneses "varados" en su camino al Sur y que 16.000 se encuentran por el momento en un centro de acogida concebido para albergar a 2.000 personas.

"La situación allí es muy difícil, nos preocupan las condiciones sanitarias porque las lluvias empezará pronto", señaló.

Asimismo, dijo que 17.000 sudaneses originarios del Sur se encuentran en las calles de Jartum, algunos desde hace meses, esperando en vano ser recogidos por autobuses que se les prometió llegarían a por ellos.

"Han vendido sus casas y pertenencias, y están esperando en la calle con sus cosas a que llegue el transporte prometido", indicó Bartsh, quien agregó que su agencia está coordinando con otras para aportarles ayuda.

Sobre la situación en las áreas transitorias de Abyei, Kordofan del Sur y del Nilo Azul, el especialista dijo que los combates entre fuerzas del Sur y del Norte han causado un total de 113.000 desplazados en la primera de ellas.

Expresó su inquietud porque muchos están regresado a Abyei "a pesar de que la situación no es estable", debido a que "reciben información errónea o incentivos de una u otra parte".

Sostuvo, a ese respecto, que el acuerdo para un alto el fuego en esa área, al que se llegó recientemente, no se está cumpliendo.

En Kordofán del Sur, "los enfrentamientos continúan", aunque no en la capital, Kadugli, donde el ACNUR tienen a colaboradores que con limitada capacidad de acción porque no pueden salir de la ciudad debido a la inseguridad.

Los enfrentamientos, indicó, se concentran en las montañas de Nuba.

Bartsh dijo sobre la provincia del Nilo Azul que "la situación es muy tensa" y que varios organismos humanitarios están finalizando un plan de contingencia por si hay desplazamientos forzados.

En esa zona hay "fricciones étnicas" y presenta un entorno "similar al de Kordofán del Sur", mencionó.

En cuanto a Sudán del Sur, el nuevo Estado que nacerá este sábado, recordó que hay "varias zonas potencialmente conflictivas" debido a choques étnicos y pillaje de ganado.

Anunció que el ACNUR cuenta también con un plan de emergencia en los países vecinos de Sudán del Sur, en caso de que un eventual estallido de violencia provoque olas de refugiados.