Público
Público

La suerte que desafió a las Matemáticas

A.D. llevaba toda su vida participando en el sorteo de Navidad sin fortuna, pero en los últimos cinco años le ha tocado dos veces.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Esta es la historia de un tipo con suerte. A. D. se define como un  'viciosillo' de las loterías. Llevaba toda su vida participando en el sorteo de Navidad sin fortuna, pero en los últimos cinco años le ha tocado dos veces. La pasión de este jugador empedernido de Soria, demuestra que, a veces, fallan las probabilidades y triunfa la suerte.

P: ¿Cuánto te ha tocado cada vez?

R: Me ha tocado las dos veces en el sorteo de Navidad del día 22: la primera en el año 2002  y la segunda en 2007. En el sorteo del año 2002 un décimo del tercer premio: 48.000,00 €, es decir 8 millones de las antiguas pesetas. El año pasado, un décimo del segundo premio: 100.000,00 euros, es decir, 16.638.600,de las antiguas pesetas.

P: ¿Cuántos años llevas jugando?

R: Prácticamente toda mi vida, incluso cuando estudiaba la carrera ya jugaba algo.

P: ¿Compras siempre en el mismo sitio?

R: Compro lotería de diferentes sitios,  tengo décimos de muchas provincias de España. Para este año, además de Madrid, tengo de Asturias, Galicia, Málaga, Alicante, Barcelona, Valladolid, Burgos, Zaragoza...

P: ¿Juegas por tradición o por vicio?

R: Fundamentalmente, juego por tradición en el sorteo del día 22. Pero creo que has dado con un viciosillo de la lotería en general porque también juego la del Niño y en todos los sorteos del sábado. Pero además participo en quiniela de fútbol, once, primitiva, etc. Soy un jugador impulsivo, si entro a un sitio y veo lotería al público, tengo que comprar.

P: ¿Tienes algún número fijo?

R: Además de los números premiados (que por cierto no los he vuelto a jugar),  juego algún número fijo todo el año. Este año, como siempre, llevo muchos números, pero al que estoy abonado todo el año y que me encanta es el 35.723.

R: Es lo que más me gusta: jugar y compartir décimos con amigos y conocidos. Eso me lleva a jugar más. Cada vez que alguno se va fuera siempre suele comprar para todos; así cuando a mí me ha tocado, les ha tocado también  a ellos.

P: ¿Cuánto dinero gastas al año en lotería de Navidad?

R: No tengo una cantidad fija. Los años que más he gastado han sido los siguientes a los premios. Esta Navidad, después de haberme tocado el pasado, creo que hay un poquito de sobre compra... de cualquier forma superará los 2000 euros, que es, lo reconozco,  una barbaridad y más en los tiempos que corren.

P: ¿Cuándo empiezas a comprar los décimos para el sorteo?

R: Tengo décimos comprados ya desde el mes de Julio de algún amigo que los trajo de las vacaciones del verano, pero todavía a día de hoy me falta algún intercambio.

P: ¿Eres supersticioso, tienes preferencia sobre determinados números?

R: Casi nunca pido ni número ni terminación al comprar.  Aunque me gustan mucho los números en los que no se repite ninguna cifra, me parecen más bonitos, es una manía estética.

P: ¿Haces algún tipo de ritual para que te toque?

R: Mi mujer sí, pero yo no. Eso sí, las dos veces que me ha tocado, he visto el sorteo  tumbadito en la cama y con los décimos y participaciones a  mi alrededor. Creo  que  si estoy  en Madrid  algún año, iré a presenciar  el sorteo en directo al Salón de Loterías.

P: ¿Qué opinas de las probabilidades y de la suerte?

R: Yo soy de ciencias, sé que las probabilidades son casi nulas;  pero ya ves que no, porque dos veces, vaya tela... Mi opinión sobre la suerte está clara: es fundamental para todo en la vida y yo he tenido mucha.

P: ¿Cómo reaccionaste la segunda vez que te tocó?

R: Mi reacción fue mayor  lógicamente. En ambas ocasiones al estar viendo la televisión fui de los primeros en enterarme y me puse en contacto telefónico rápidamente con todos aquellos que yo sabía que llevaban décimos del número. La segunda vez alguno me decía que si estaba de cachondeo.

P: ¿La gente te pregunta los números con los que ganaste para comprar los mismos?

R: Algunos me piden que les compre algún décimo de los que yo llevo. Suelo traer de un número más de 50 décimos y tengo una lista, que guardo de año a año,  para todas estas personas y alguno que se incorpora cada año.

P: ¿Cómo gastaste el dinero de los premios?

R: La primera vez en dos pequeñas inversiones y en unos bonos y la segunda vez se lo tragó casi todo el banco. Además hicimos un viaje familiar coincidiendo con mi aniversario de bodas.

P: ¿Crees que te volverá a tocar  por tercera vez?

R: Claro que sí. Cuando comienza el sorteo,  todo el mundo tiene las mismas probabilidades.  Es muy difícil que vuelva a pasar, pero soy optimista, el que me haya tocado otras veces creo no influye. Tengo un amigo matemático que está alucinado con el hecho de que a mucha gente que  conocemos en la provincia de Soria le haya tocado dos y tres veces. Conozco personas a quienes además de la lotería, les ha tocado también la quiniela y la primitiva.

P: ¿Qué harías con el premio?

R: Si me tocara el premio gordo (que es el que me falta) dejaría de trabajar, si es menos dinero,  lo invertiría en tapar 'agujeros'.

P: ¿Cómo te ha afectado la crisis, has comprado más o menos lotería?

R: La crisis me afecta para otras cosas, pero pasa de largo en lo que se refiere a la lotería. Esta Navidad incluso he comprado algo más; puro vicio.

P: ¿Qué le dirías a esa gente que lleva toda una vida jugando y nunca le ha tocado?

R: Hasta el año 2002, yo llevaba toda la vida jugando y no me había tocado nunca; que no te toque, es lo normal. Sigo pensando lo difícil que es y más dos veces. Les daría un consejo que  no cumplo: que jueguen con moderación. Con sólo dos o tres décimos también te puede caer el Gordo. Tengo amigos que nunca  juegan, quizás los más listos, porque yo tendría que echar cuentas.