Público
Público

La suerte sonríe al que la busca

El Mallorca se lleva el partido con un tanto de rebote.  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La suerte se alió con el Mallorca en forma de gol de rebote. Pero el Espanyol pagó su falta de ambición. Aunque buscó el empate con ahínco, no fue suficiente para impedir la primera derrota del curso futbolístico. El Mallorca vengó la derrota ante el mismo rival la temporada pasada y desnudó todas las carencias blanquiazules.

El juego balear fue vistoso y directo, con De Guzmán sin melena y Tejera surtiendo de balones a Alfaro, Nsue y Hemed, Martí imponiendo su experiencia y la defensa sesteando plácidamente .

Y es que el Espanyol se dedicó, básicamente, a verlas venir. Así, sacrificó su juego ofensivo y, por ende, a su joya, Álvaro Vázquez. Los jugadores de Pochettino solo parecieron reaccionar cuando percibieron que el Mallorca perdía gas, y ahí se pudieron apreciar algunas grietas en el segundo proyecto de Laudrup.

Tras el descanso, el afortunado tanto local espoléo al Espanyol. El conjunto catalán salió de la cueva, se lanzó al ataque con decisión y el Mallorca aprovechó para explorar los espacios en la defensa visitante. Pero unos y otros padecieron la falta de rodaje y el marcador no se movió

El equipo blanquiazul acabó el encuentro lanzado al ataque, pero chocó con un conjunto balear muy expeditivo en defensa, que hizo valer el gol de De Guzmán a costa de pelear por todos los balones en los instantes finales.