Publicado: 29.09.2016 18:18 |Actualizado: 29.09.2016 18:28

Sufre un accidente en Castellón y da 7 veces más del alcohol permitido

El conductor, de 48 años, chocó contra el bordillo y bloqueó una circunvalación. Estaba en un estado "cercano al coma etílico" y batió el record local con una tasa de 1,64 mg/l. Es investigado por un delito contra la seguridad vial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un guardia civil realiza un control de alcoholemia a un conductor.

Un guardia civil realiza un control de alcoholemia a un conductor.

CASTELLÓN.- La Policía Local de Castellón intervino el pasado martes en un accidente en el que el conductor del único turismo implicado septuplicaba la tasa de alcohol permitida, un estado "cercano al coma etílico" y que supone un récord en los registros de la Policía de la ciudad.

Según fuentes policiales, el siniestro tuvo lugar en la Ronda Este a su paso por el camino Villamargo cuando el vehículo colisionó contra el bordillo y quedó bloqueando el paso del resto de vehículos.

Varios conductores avisaron a la sala municipal de Seguridad y Emergencias 092 de que se había producido un accidente de tráfico.

Estaba ileso

Hasta el lugar se desplazó una patrulla de la Policía Local, la cual localizó el siniestro y al conductor del turismo accidentado, quien no presentaba ninguna lesión aunque sí evidentes síntomas de estar bajo los efectos del alcohol, por lo que los agentes solicitaron la presencia de la Unidad de Atestados.

El conductor, de 48 años, fue sometido a la prueba de alcoholemia y arrojó un resultado de 1,64 mililitros de alcohol por litro de aire espirado, lo que septuplica la tasa permitida.

Por ello fue denunciado por un presunto delito contra la seguridad vial por conducir bajo los efectos de las bebidas alcohólicas.

La tasa permitida de alcohol para la mayoría de los conductores es de 0,25 miligramos por litro de aire espirado y que a partir de 0,60 miligramos el Código Penal entiende que la persona se encuentra bajo los efectos del alcohol y comete un presunto delito contra la Seguridad Vial.

En este caso, el conductor del Audi A3 superó la tasa de 1,50 miligramos por litro de aire espirado, una tasa "muy alta que roza casi el coma etílico".