Público
Público

Suiza da un ultimátum a Francia sobre las listas robadas de clientes del HSBC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Suiza ha dado un ultimátum a Francia para que le entregue las listas robadas de clientes del banco HSBC que las autoridades fiscales francesas pretenden utilizar para lanzar procedimientos contra cientos de contribuyentes por evasión fiscal.

La información la reveló hoy "Le Figaro", que aludió a un correo dirigido a las autoridades francesas por la fiscal federal suiza, que les da hasta el próximo día 25 para la "restitución" de esas listas en aplicación de los acuerdos internacionales de cooperación judicial.

En caso de que no acceda a esta solicitud, la representante del departamento federal de Justicia avisa de que considerará que Francia se niega a aplicar "el convenio europeo de ayuda en materia judicial" de 1958, que establece las reglas de colaboración entre los dos países.

El diario francés dio cuenta de los debates, dentro del Gobierno francés, sobre la respuesta que se debe dar a los suizos, y así señala que algunas voces en el Ministerio de Justicia apuestan por entregar los documentos de investigación, algo que supondría una desautorización de Eric Woerth, ministro del Presupuesto.

Woerth se ha mostrado conciliador desde que el miércoles Suiza avanzara que no va a ratificar el acuerdo suscrito hace dos meses entre ambos países para intercambiar informaciones fiscales por el contencioso sobre los listados del HSBC, sustraídos por un antiguo empleado del banco que los ha entregado a Francia.

Así el titular del Presupuesto no ha querido entrar a barajar posibles sanciones para Suiza, si se confirmara la denuncia de ese acuerdo, y se limitó a señalar que "es normal que haya discusiones francas entre Suiza y Francia sobre este tema, como las tuvieron las autoridades suizas con Estados Unidos e Italia".

Sin embargo, la comisión de Finanzas del Senado francés no se muestra tan conciliadora y ayer se pronunció en favor de incluir Suiza en la "lista negra" francesa de países y territorios asimilados a paraísos fiscales.

Esa lista, que va a empezar a funcionar el próximo 1 de enero será distinta a la elaborada por la OCDE -que se refiere a los estándares internacionales-, ya que permitirá a Francia aplicar sanciones al margen del procedimiento fijado por el G20.

Según el presidente de la comisión de Finanzas de la cámara alta, Hervé Marini, eso expondría a que la tasación de los flujos financieros entre Francia y Suiza aumentaría del 15% actual al 50%.

El centro del contencioso son los métodos utilizados por Hervé Falciani, el ex empleado de HSBC, para hacerse con los famosos listados, que son objeto de una investigación por la Fiscalía francesa ante la sospecha de que aporten informaciones incluso sobre capitales procedentes del tráfico de drogas y de malversaciones.