Público
Público

Sumar radioterapia mejora la supervivencia al cáncer de próstata

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Agregar radioterapia a los fármacoshormonales para los pacientes con cáncer de próstata mejorasignificativamente la supervivencia, comparado con eltratamiento hormonal solo, y podría salvar muchas vidas si seconvierte en práctica estándar, dijeron científicos el jueves.

En un estudio sobre hombres con cáncer prostático -elsegundo más común entre los varones en todo el mundo-, expertoshallaron que el 74 por ciento de aquellos que habían recibidoradioterapia más tratamiento hormonal aún vivían siete añosdespués.

Esto, comparado con un 66 por ciento de los pacientes querecibieron medicación con hormonas pero no se sometieron aradioterapia, señalaron los investigadores.

"Los resultados de este ensayo son extremadamentealentadores", dijo Matthew Sydes, de la Unidad de EnsayosClínicos del Consejo de Investigación Médica de Gran Bretaña,quien ayudó a realizar el estudio.

El experto manifestó que los efectos colateralesadicionales de la radioterapia son "mínimos", lo que sugiereque los médicos podrían recomendar con confianza el tratamientocombinado a sus pacientes.

Luego del cáncer pulmonar, el de próstata es el más comúnentre los hombres en el mundo y causa la muerte de unos 255.000pacientes al año.

Este estudio, realizado entre 1995 y el 2005, incluyó a másde 1.200 hombres, fundamentalmente de Gran Bretaña y Canadá,que habían sido diagnosticados con cáncer prostático localmenteavanzado, el cual había crecido más allá de la superficie de lapróstata pero no se había diseminado más.

La mitad de los hombres fueron tratados con fármacoshormonales (terapia de deprivación de andrógeno), una formaestándar de abordar este tipo de cáncer, y el resto recibió elmismo tratamiento hormonal más radioterapia.

Los resultados fueron publicados en la revista médica TheLancet.

"El ensayo demostró que la radioterapia es extremadamentevaliosa para los pacientes con cáncer de próstata que estálocalmente avanzado", dijo Malcolm Mason, de la CardiffUniversity, quien trabajó en el estudio con el principalinvestigador, Padraig Warde, de la University Health Network deToronto.

"El próximo paso será asegurar que los resultados (...) seimplementen en las recomendaciones terapéuticas lo antesposible", finalizó Mason.