Público
Público

El Summa atiende a 47 niños de un instituto de Madrid por las altas temperaturas

Seis menores fueron trasladados al hospital. El resto fueron evacuados a un tanatorio cercano por ser el edificio público con aire acondicionado más cercano. Los niños hospitalizados ya han recibido el alta. 

Publicidad
Media: 3.04
Votos: 23
Comentarios:

Una UVI móvil del SUMMA, frente al colegio Iplacea de Alcalá de Henares, donde este miércoles también se atendió a varios alumnos por golpe de calor.

Hasta 47 alumnos, de entre 12 y 18 años, del Instituto Neil Armstrong de Valdemoro (Madrid) fueron atendidos este jueves con síntomas leves relacionados con las altas temperaturas que sufre el pueblo —y toda la región—, inmerso en plena ola de calor.

Todos los afectados presentaban síntomas de carácter leve, aunque seis de ellos, fueron trasladados al hospital para una mayor observación, según informó el Servicio de Emergencias, el SUMMA,. Pasadas las 18.00 horas los hospitalizados fueron dados de alta, según la Comunidad de Madrid.

Los servicios de Emergencia de la Comunidad han informado a través de las redes sociales que los menores no han sufrido un golpe de calor como tal —una circunstancia médica muy grave—, aunque para todos los presentes era evidente que los niños sufrían síntomas provocados por las altas temperaturas. Hasta el propio alcalde de Valdemoro confirmaba por la tarde esa circunstancia.

Lo cierto es que alrededor de las once de la mañana, una llamada al 112 advirtió de que un niño estaba afectado por un posible golpe de calor. El Summa atendió al estudiante y le traslado al hospital.

Tres de los niños han tenido que ser trasladados al hospital por crisis de ansiedad

No obstante, una hora después la dirección del instituto contactó directamente con el 061, comunicando que había más alumnos afectados. Los chavales fueron atendidos por varios equipos del Summa, que les condujeron al Tanatorio Municipal, situado a escasos metros del centro educativo -—ubicado en la calle Cuesta de Valderramata—, y que dispone de aire acondicionado, para poder atenderles mejor.

Otros tres chavales fueron trasladados al hospital por crisis de ansiedad y por un esguince; hubo otros dos ingresados y el resto regresaron a sus casas. El concejal de Educación de Valdemoro y portavoz del gobierno municipal, Sergio Parra, explicó poco después a los medios que en total fueron atendidos 47 chavales, en general los que dan clase en la segunda planta del edificio, donde se concentra más el calor.

La Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del instituto denuncian que el centro educativo no está preparado para albergar a tantos alumnos y culpan al nivel de saturación de las aulas de haber agravado los efectos de las altas temperaturas. Se da la circunstancia de que la ampliación del Instituto Neil Armstrong se encuentra paralizada por la trama Púnica: la parcela del centro donde debería construirse está inscrita en el Registro de la Propiedad a nombre entre otros, de la empresa Obras y Vías, investigada en la presunta trama de corrupción.

El Ayuntamiento envió botellas de agua al centro así como ambulancias para ayudar a los sanitarios del Summa 112. Parra detalló que se decidió trasladar a los escolares al tanatorio al ser éste el edificio municipal más cercano (sólo hay que cruzar la calle) con aire acondicionado; una vez allí, se encendió el riego de jardines para que los chavales se pudieran refrescar.

El Ayuntamiento de Valdemoro ya ha lanzado una nueva alerta por calor y ha hablado con el Director del Área Territorial de Educación Madrid Sur, Manuel Bautista, quien les ha explicado que ante la previsión de que se mantengan las altas temperatura estos próximos días se va a enviar otra circular a los centros educativos para recomendarles qué medidas pueden tomar, y para informarles de que, de ser necesario, la dirección de los colegios e institutos puede suspender las clases si no se reúnen las condiciones para impartirlas.

Que usen "abanicos"

Este martes la Consejería de Educación envió una circular a los directores de todos los centros educativos de la Comunidad con recomendaciones ante la ola de calor. Aconsejaron medidas preventivas como asegurar la correcta hidratación de los alumnos o evitar hacer ejercicio físico en las horas centrales del día.

"Los niños pueden llevar abanicos. No todo se soluciona con aire acondicionado", asegura el Consejero de Sanidad de Cifuentes

Este miércoles, sin embargo, Rafael Sánchez Martos, responsable de la Consejería de Sanidad, aconsejaba a los menores que usen "abanicos" para combatir el calor en las aulas: "Se pueden ventilar las aulas, los niños pueden llevar abanicos. No todo se soluciona con aire acondicionado. Si pusiéramos aire acondicionado lo más seguro es que luego los niños podrían tener alteraciones en los ojos".

"Además un abanico puede ser una terapia ocupacional importante para los niños, haciéndolo como lo hacíamos cuando éramos pequeños: dobla, dobla, dobla y tienes el abanico", insistía Sánchez Martos, el mismo día que el Summa atendía en su comunidad a varios niños con golpes de calor e incluso una lipotimia debido a las altas temperaturas. 

La federación de asociaciones de madres y padres de la comunidad ha rechazado la versión del consejero: "Cuando dice que el aire acondicionado tiene aspectos negativos, lleva razón en parte, aunque todo debe sopesarse con una balanza y, desde luego, ésta se inclina a favor de ponerlo y no de rechazarlo", expresa en una carta abierta.

Reducción de jornada lectiva

Ante la avalancha de casos de golpe de calor, la Comunidad de Madrid va a permitir a los centros educativos que reduzcan la jornada lectiva de sus alumnos. Fuentes del departamento que dirige Rafael Van Grieken han señalado que en el caso de que los centros opten por esta medida, se garantizará la posibilidad de que aquellos alumnos cuyas familias lo deseen puedan permanecer en el centro hasta finalizar la jornada lectiva establecida para este momento del curso escolar.

"En todo caso, se mantendrá la prestación de los servicios de comedor y transporte escolar", han señalado desde la Consejería, que ha enviado una circular a los colegios e institutos para informar de las nuevas instrucciones.