Público
Público

El superávit de la Seguridad Social cayó un 16% hasta junio

La mayor partida, 45.948,28 millones, correspondió a pensiones y prestaciones contributivas, el 4 % más que en los seis primeros meses de 2010

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ministerio de Trabajo e Inmigración ha anunciado este jueves que las cuentas de la Seguridad Social arrojaron un saldo positivo de 8.321,21 millones de euros en los primeros seis meses del año, un 16,06% menos que el mismo periodo del ejercicio anterior.

Este descenso del superávit, que supone el 0,76 % del Producto Interior Bruto (PIB), fue consecuencia de unos ingresos de 60.179,68 millones, el 0,44 % menos, y de unos gastos de 51.858,47 millones, el 2,62 % más.

En términos de caja, las operaciones de carácter no financiero representan una recaudación líquida de 57.744,22 millones, el 0,80 % menos, y unos pagos de 51.568,79 millones, el 2,97 % más siempre en comparación con los datos obtenidos en el 2010.

Ante los datos, el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, afirmó que se está confirmando que 'las previsiones del Gobierno se mantienen y que el superávit va a ser la tónica del ejercicio'.

Otra de las cifras que se han conocido son los 52.240,04 millones destinados a cotizaciones sociales, que han caído un 0,98 % con respecto al 2010 al descender la cotización de desempleados en un 8,35 % y la cotización de ocupados en sólo un 0,10 %.

Trabajo destacó que la Seguridad Social prevé ingresar este ejercicio 110.447,12 millones en concepto de cotizaciones sociales, por lo que los ingresos por cotizaciones representan hasta junio el 47,30 % de lo previsto para este año.

Del gasto total realizado en el sistema de Seguridad Social, el 92,16 % fueron prestaciones económicas a familias e instituciones (47.792,66 millones). Mientras que la mayor partida, 45.948,28 millones, correspondió a pensiones y prestaciones contributivas, un 4 % más que en los seis primeros meses de 2010.

Dentro de las pensiones contributivas, a las pensiones (invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares) se destinaron 42.399 millones, lo que supone un aumento del 5,04 % como consecuencia de la desviación de la inflación que se produjo en 2010.

Las prestaciones por maternidad, paternidad y riesgo durante el embarazo alcanzaron los 1.144 millones, aumentando un 1,96 %, frente a los 2.138,26 millones, el 11,78 % menos, que se gastó para la incapacidad temporal.

Asimismo, en el primer semestre del año las pensiones y prestaciones no contributivas tuvieron una disminución interanual del 0,56 %, con un importe de 1.844,38 millones.

Los gastos de personal descendieron el 2,48 %, los gastos corrientes en bienes y servicios el 2,63 % y las inversiones también registraron una caída del 16,01 %.