Público
Público

La supervivencia a los trasplantes de hígado bipartido es buena

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Anne Harding

El trasplante con hígadobipartido tiene resultados "excelentes" en los niños y losadultos en cuanto a la supervivencia de los pacientes y delinjerto.

En tanto, la morbilidad es alta y "se justifica por losrecursos limitados", asegura en Archives of Surgery el equipode la doctora Parsia A. Vagefi, de la University of Californiaen San Francisco.

En esos casos, escriben los autores, el hígado se divideentre un receptor adulto y uno pediátrico; se puede partir exvivo o in situ (una ventaja de hacerlo in situ es la reduccióndel período de isquemia en frío). El segmento lateral izquierdose usa en los niños y el trisegmento derecho, en los adultos.

No es necesario que ambos receptores estén en el mismohospital.

Este tipo de trasplante sigue sin gran aceptación, segúnseñala el equipo. Sólo se parte el 3 por ciento de los hígadosdonados.

El equipo evaluó en su hospital a 106 personas que habíanrecibido un trasplante de hígado bipartido entre 1993 y el2010. Los equipos de trasplante de la universidad realizan sóloel procedimiento ex vivo, pero 27 participantes habían recibidotejido partido in situ en otros centros.

En los 63 receptores adultos, las tasas de supervivencia auno, cinco y 10 años fueron, respectivamente, del 93, el 77 yel 73 por ciento. Y la supervivencia del injertocorrespondiente fue del 89, el 76 y el 65 por ciento.

No hubo diferencia significativa en la supervivencia delpaciente o el injerto con la división ex vivo o in situ.

En los 43 niños, las tasas de supervivencia a uno, cinco y10 años fueron, respectivamente, del 84, el 75 y el 69 porciento. Las tasas de supervivencia del injerto fueron del 77,el 63 y el 57 por ciento. Tampoco variaron esas tasas según latécnica para dividir el órgano trasplantado.

El 29 por ciento de los receptores adultos desarrollócomplicaciones biliares, mientras que el 11 por ciento tuvoproblemas vasculares y a otro 11 por ciento se le realizó unacirugía exploratoria.

El 8 por ciento desarrolló una hernia incisional, mientrasque un paciente desarrolló el síndrome (de órgano) pequeño parasu tamaño, a otro se le tuvo que realizar una derivacióndurante el trasplante, y otro tuvo un mal funcionamientoprimario del órgano trasplantado.

En los niños, hubo un solo caso de mal funcionamientoprimario. El 40 por ciento desarrolló complicaciones biliares yel 26 por ciento tuvo complicaciones vasculares.

"El uso del trasplante de hígado bipartido tiene altoriesgo de complicaciones que le informamos a nuestros pacientespara que puedan tomar una decisión", dijo Vagefi. "Si quierenasumirlo con la esperanza de recibir antes el trasplante,muchos optan por este procedimiento", añadió.

Los resultados no demuestran qué técnica de división essuperior, si ex vivo o in situ.

El doctor Johnny C. Hong, director del Programa deTrasplante de Organos de Donante Vivo de la Escuela de MedicinaDavid Geffen, de la University of California en Los Angeles, yautor de un editorial sobre el estudio, explicó a ReutersHealth que para extender el uso del trasplante con hígadobipartido sería necesario entrenar a más cirujanos eidentificar la curva de aprendizaje del procedimiento.

"Técnicamente, es altamente demandante. No necesitamosestilo Rambo porque le costaría la vida a los pacientes y sedesperdiciarían órganos", aclaró.

FUENTE: Archives of Surgery, septiembre del 2011